Publicidad
Publicidad

Publicado: 23-04-2022 06:00

K9: Fieles a la Seguridad

El grupo especial canino de Seguridad Pública Municipal, ha logrado detenciones, rescates y salvaguardar la vida de los agentes

Ángel O. Enríquez

Estatal

Cortesía | Seguridad Pública de Chihuahua

Pensar en un perro, es traer a la mente la fidelidad, amor y obediencia a su familia humana, llevar estos atributos, además de su agilidad, disciplina y agudeza sensorial al terreno profesional, solo puede resultar en acciones extraordinarias, eso es mucho de lo representa el grupo especial canino K9 es como se les conoce habitualmente a los perros policías.

Diestros en tareas de rescate, búsqueda de drogas o protección, ellos son conocidos como “K9” (k-nine) por ser un homófono de la palabra canino en inglés.

Imagen

Los K9 en la ciudad Chihuahua

En Chihuahua, gracias al grupo especial canino K9, que forma parte de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) hace ya casi de 29 años, se han logrado detenciones, rescates de personas y salvaguardar la vida de agentes y de terceros que se encuentran en situaciones de peligro. 

Los ejemplares caninos entran en acción cuando el riesgo a la integridad o la propia vida de los elementos humanos es inminente. “La agilidad y rapidez con que actúan no puede suplirse de ninguna manera por el hombre, de ahí la importancia de contar con estos binomios para neutralizar a los delincuentes o salvar la vida de posibles víctimas en diferentes escenarios”, destaca el Gobierno Municipal de Chihuahua.

Imagen

El K9 fue introducido en la capital en mayo de 1993 y es uno de los grupos más emblemáticos y queridos de la Policía Municipal debido a la presencia y actuación de los caninos en situaciones de emergencia; su velocidad, eficiencia y tamaño les permite realizar maniobras que dan ventaja a sus manejadores para realizar detenciones de alto impacto.

De acuerdo con información del municipio de Chihuahua “actualmente la DSPM cuenta con una docena de perros de la raza Pastor Belga Malinois y un Golden Retriever, entrenados con los mejores profesionales para brindar seguridad a los chihuahuenses”. Debido al estrés físico y psicológico que enfrentan, su vida de servicio es de un promedio de nueve años. Luego, se jubilan y son entregados a policías para ser cuidados hasta el día de su muerte.

Imagen

El trabajo de los perros policías y de rescate

El agente policiaco Jorge Alberto Valles Martínez, entrenador del grupo K9 explicó que los perros de esta unidad, además de las intervenciones en eventos peligrosos, son fundamentales en programas como Operación Mochila, que se lleva a cabo en escuelas del municipio para detectar armas o sustancias ilícitas, ellos constituyen un elemento fundamental para la efectividad de este operativo.

También contribuyen en desastres naturales, como el terremoto ocurrido en 2017 la Ciudad de México, tragedia a la que varios caninos fueron llevados para realizar labores de rescate de víctimas o detección de cuerpos.

Esto se debe a que los perros de rescate son similares a los K9 de los cuerpos de policía y poseen básicamente las mismas habilidades ya que son animales adiestrados para localizar personas desaparecidas entre escombros, nieve o a campo abierto, se valen de su olfato, el cual es 5 mil veces más fuerte que el de un ser humano, según explico el agente.   

Al oficial, quiso aclarar que es errónea la creencia de que a los ejemplares caninos del servicio K9 se les tiene que dar a consumir o inyectar algunos tipos de drogas para que puedan realizar el trabajo de búsqueda.

Imagen

“Esto es totalmente erróneo ya que a los animalitos no se les aplica ningún tipo de sustancias, ya que esto podría ser nocivo para ellos mismos”, sentenció el oficial.

El entrenamiento para búsqueda de droga consiste en combinar el olor que se pretende encontrar con la pelota o el juguete que le gusta al animalito, de esta manera el can no busca la droga en sí, si no su juguete favorito.

“Ellos simplemente están jugando, están buscado su pelota nada más”.

El animal nunca es consciente de la responsabilidad que recae sobre él. Para nuestro amigo perruno todo es juego, siempre, cuando entrena y cuando actúa en circunstancias reales.

A todo este proceso de búsqueda de olor se le denomina “marcar un punto caliente”. Es en ese momento cuando el perro ladra, que el guía lo premia con su juguete preferido, muchas caricias, así como palabras o expresiones que lo ayudan en su estado de ánimo.

En este proceso también es importante la preparación del guía, sobre todo a nivel psicológico, pues de ninguna manera deberá trasmitir su nerviosismo al can para que la actuación de este no se vea sometida a ningún tipo de presión externa.

Imagen

Historias de éxito

Y claro que el grupo K9 cuenta con historias de éxito. Una de las más recientes fue la protagonizada por el agente “Bailón” y su compañero canino Gus, quienes realizaron una intervención en ciudad Aldama, donde recibieron el reporte de un hombre que lanzaba piedras a los transeúntes y a los autos que pasaban por el lugar.  

Al llegar, el hombre se refugió en unas tapias de dos pisos y desde arriba empezó a lanzar piedras en contra de los oficiales, entonces se envió al ejemplar canino, sin embargo, Gus fue agredido por el sujeto con un block que impactó en su hocico, además le enterró un hacha en parte del muslo. No obstante, nuestro amigo perruno si bien salió lesionado, nunca dejó de morder y de salvaguardar la integridad del resto de los elementos, así neutralizó al atacante.

Imagen

Después de lo ocurrido se aseguró al hombre, mientras que Gus fue trasladado a servicio médico para darle la necesaria atención, en este momento ya se encuentra en buen estado de salud y trabajando con las demás unidades.

Seguridad Publica destaca que los K9, forman realmente un binomio con los agentes, actúan en conjunto en cada una de las intervenciones y existe una conexión especial, pues están entrenados para seguir ordenes de inmediato e “incluso arriesgar su propia vida por la nuestra, sin escatimar en ello”, y la historia de Gus lo demuestra.

Imagen

Áreas de entrenamiento

La Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) cuenta con un área denominada “Agility”, donde se realizan los ejercicios de los perros K9, ahí pueden correr, brincar y saltar para mantenerse fuertes. En ese lugar también se realiza la práctica de búsqueda, al perro se le muestra una pelota y se mide la intensidad que tiene hacia el juguete; ya que entre más potente se muestre, más rápido la encontrará con la droga o el narcótico que se busca.

“Siempre se está entrenando con ellos y trabajando, ya que se debe de ser constante para que los perros se mantengan con la disciplina necesaria para realizar los servicios”, señaló Alberto Valles.

El perro nunca deja de entrenar, los agentes encargados practican con ellos de 15 a 20 minutos diarios para que vayan creando una retroalimentación.

El tiempo que se debe invertir para que uno de los canes pueda entrar al servicio es variable y depende mucho de la actitud que tenga el animal, es decir, el temperamento del ejemplar se evalúa constantemente.

“Nosotros lo valoramos, se le ve el temperamento del ejemplar. Si vemos que es juguetón y no es agresivo, podemos irlo agregando a las filas e irle enseñando todo lo que viene siendo la práctica de la guardia de protección y detección de narcóticos, a partir más o menos de los 3 años”.

Imagen

Otra de sus actividades del grupo K9 son las demostraciones en público ya que sirven para continuar entrenando y dar seguimiento a cada compañero perruno, en las demostraciones se utilizan trajes especiales en cada exhibición y sirve para que los canes practiquen lo aprendido y al mismo tiempo se adapten a espacios públicos con más personas.

En cuando a su alimentación, por su ritmo de trabajo, estos amigos de cuatro patas consumen croquetas especiales que contienen menos trigo y más vitaminas. A todos los canes se les da de comer en la noche, antes de dormir, para que en la mañana con el estómago más vacío estén en óptimas condiciones y se sientan más tranquilos, esta medida también es con el objetivo de evitar algún mal gástrico que pueda derivar en una lesión.

Jorge Alberto Valles invitó a la ciudadanía a confiar en el cuerpo policiaco de Chihuahua y solicitar su ayuda cuando así se requiera, todos ellos junto a sus compañeros perrunos están para salvaguardar a los chihuahuenses.  

“Si ven un policía en la calle acérquense a pedir ayuda, no somos sus enemigos, somos sus amigos y estamos para apoyar a la ciudadanía. Igualmente, con los ejemplares caninos, ellos son otra persona y nuestro compañero listos para el servicio”, comentó el agente.

Imagen

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad