Publicidad
Publicidad

23 de octubre, 2020 - 16:57

Chihuahua cumplió y con creces en el pago del Tratado: Corral

Si se sigue sacando agua de las presas es ya un revanchismo del Gobierno federal, insiste el mandatario

Redacción

Estatal

Chihuahua cumplió y con creces en el pago del Tratado: Corral
Cortesía
Publicidad

Desde la frontera de Ojinaga, donde confluyen los ríos Conchos y Bravo, el gobernador Javier Corral Jurado envió un mensaje a la Presidencia de la República, a la que señaló que es falso todo lo que se ha dicho en el tema del agua, porque “Chihuahua cumplió y cumplió con creces” en el pago del Tratado.

En un acto de reivindicación que congregó a productores de los distritos de riego de toda la Cuenca del Conchos, autoridades municipales y legisladores, el mandatario estatal lamentó una vez más que se esté desandando el camino del federalismo y de la democracia y se estén volviendo a poner en jaque libertades políticas y sociales, conquistadas con enormes luchas.

Expresó que “desde Chihuahua advertimos a todo el país de este proceso de regresión de carácter autoritario, pero también desde Chihuahua le decimos al país que nunca debemos agacharnos, que nunca debemos someternos”.

En el acto, previamente el secretario de Desarrollo Rural, René Almeida, mostró las gráficas basadas en información de la propia Comisión Nacional del Agua (Conagua), con las que se demuestra que la entidad aportará finalmente 42.7 por ciento a través del Río Conchos la cuota a Estados Unidos, es decir, 922 millones de metros cúbicos (Mm3).

De acuerdo con esos datos, en el ciclo 35, el Conchos aportó 2 mil 020.3 Mm3 al Río Bravo, se detalló en un comunicado.

Almeida informó que según Conagua, las 10 presas ubicadas en el estado de Chihuahua están al 31.74 por ciento en su promedio de capacidad y comparativamente, en 2019 estaban al 71 por ciento para estas fechas.

Señaló que debido a las condiciones de un escenario semi-seco previsto por la propia Conagua y que en realidad ha sido de severa sequía, donde se ha tenido apenas una precipitación acumulada en todo el 2020 de 246.8 mm de lluvia, la más baja en los últimos 35 años.

El gobernador destacó la importancia de este acto para dar respuesta a la campaña de desinformación, de calumnias y mentiras, que desde la Presidencia de la República y a través de varios funcionarios del Gobierno Federal, se ha desatado en contra de Chihuahua, de sus productores y del Gobierno del estado.

“Es un acto de reivindicación de la verdad y de respuesta al embate del Presidente de la República en contra del pueblo y del Gobierno de Chihuahua; es un balance el que estamos haciendo el día de hoy de lo que realmente ha aportado Chihuahua al pago del tratado y particularmente, de las condiciones tan adversas y difíciles en la que lo hemos hecho”, expresó el titular del Ejecutivo estatal.

Añadió que en estas circunstancias, frente a una realidad tan adversa como la sequía y sobre todo frente al embate y al acecho de una campaña de mentiras, calumnias e insinuaciones calumniosas, es que se decidió realizar este acto para compartir las cifras y que quede claro lo que Chihuahua ha aportado al pago del tratado.

Dijo que para que la población de todo Chihuahua se entere del nivel de almacenamiento útil con el que nos dejan las presas del estado de Chihuahua, porque hay que decirlo con toda claridad: “lo que viene va a ser peor”.

“Aquí es donde vamos a esperar al Presidente de la República el próximo ciclo agrícola, para ver de qué manera responde a los productores del estado de Chihuahua”, indicó el gobernador de Chihuahua.

Javier Corral reiteró que de materializarse la postura de seguir sacando agua de las presas del estado después del 24 de octubre, a pesar de haber cumplido con el Tratado, será visto como un acto de provocación, una verdadera represalia.

“Ahora parece que hay un empecinamiento del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en sacar el agua de las presas de Chihuahua, ya es un mero acto de revanchismo por la postura que en defensa de la dignidad y de autonomía que hemos adoptado”, señaló.

Ahí están los datos de la propia Conagua, sostuvo, lo que quiere decir que se trata de engañar a la nación, una verdadera campaña de difamación sobre Chihuahua que tampoco vamos a estar dispuestos a admitir y vamos a estar respondiendo a cada información ya no digamos inexacta, sino francamente mentirosa.

Indicó: un año después de que Chihuahua tuvo un volumen útil de 2 mil 400 millones de m3 para este ciclo primavera-verano 2020, tenemos ahora 995 Mm3 cúbicos, que representa un 59 por ciento menos de agua almacenada que en 2019-2020, que significan mil 386 Mm3 menos.

Agregó que en los 995 Mm3 se incluye el volumen sujeto de evaporación desde la fecha hasta el inicio del ciclo agrícola, un dato que se ha proyectado conjuntamente entre productores y Gobierno del Estado, de cerca de 200 Mm3, e incluye también el volumen de agua que requieren las presas para mantener lo que se llama “reserva ecológica” y la protección de las estructuras, es decir, otros 150 Mm3.

Señaló que el volumen extraíble realmente útil podría ser de solo 650 millones de metros cúbicos para el ciclo agrícola 2021.

“Y esta es la condición adversa en la que Chihuahua logró cumplir como no lo había hecho en las últimas dos décadas en términos del porcentaje y la proporción de agua que se entregaba al Tratado, del 38.4 por ciento, pasamos a un pago total de 42.7 por ciento”, indicó.

Por ello, aseguró que es inadmisible mantener esta narrativa descalificatoria sobre los productores y sobre los chihuahuenses.

Añadió, pedimos que depongan esa actitud de cerrazón y descalificación porque hemos hecho ya mucho esfuerzo y sacrificio.

Consideró que además que se ha perdido mucho tiempo con este conflicto, que además fue innecesario, porque finalmente el tratado se pagó en tiempo y forma, y además “como nosotros dijimos que iban a terminar de pagarlo, como se tenía que pagar”.

Era innecesario, señaló, “haber hecho tanto cuento y tanto brinco, porque sabían las condiciones de Chihuahua en términos de sequía y los que previeron el escenario semiseco y seco fue el propio monitor de Conagua. Saben perfectamente que Chihuahua tiene hoy el peor escenario que es el de sequía extrema o sequía atípica, qué es el nivel máximo”.

Añadió que "hicieron lo que nosotros habíamos dicho desde el 28 de julio en que enviamos al Presidente de la República una carta diciéndole como considerábamos que tenía que hacerse: tomando agua de las presas internacionales que para eso son y compensando esa agua con otras presas nacionales, que por cierto, están rebosantes en otras partes de la cuenca y no querer sacar de Chihuahua lo que materialmente no podíamos sacar".

Sin embargo reiteró que se tiene una intención de estar señalando, faltando un día para que se cumpla el plazo del tratado, insisten que el estado de Chihuahua tiene que entregar el 53 por ciento de toda la cuota, lo que en ninguna parte del clausulado del tratado se especifica, “y no solo eso, nadie está obligado a lo imposible porque el pago del tratado depende fundamentalmente de los escurrimientos naturales, punto, de la lluvia y también de los escurrimientos del retorno de los sistemas de riego”.

El gobernador Javier Corral reiteró que ha habido quinquenios en que Chihuahua aporta solo el 3 por ciento y otros con más del 80 por ciento, “porque depende de la lluvia y de la buena administración de la Conagua de las presas internacionales y de las presas nacionales”.

Empero, a Chihuahua se le ha querido derivar como exclusiva, como si fuera directa, una responsabilidad en la que el Estado no tiene competencia, que es atribución del orden Federal que administra Conagua y que fueron los que dejaron de pagar en el ciclo 35, porque se les olvidó.

Reiteró que los que nos metieron en parte en este problema y el otro que nos metió en este problema fue el propio Presidente de la República cuando decidió empezar a tratar de vincular a los productores de Chihuahua con la delincuencia organizada y cuando empezaron a generar toda una campaña de linchamiento mediático, de exhibición pública,

“Incluso, a tratar de traducir la lucha y el movimiento de defensa del agua como una lucha de potentados, de terratenientes, de acaparadores de agua, cuando saben que en estos distritos hay más de 11 mil concesionarios de agua de la cuenca del Río Conchos y que no solamente dependen de ahí ese número de familias, sino miles de familias de jornaleros agrícolas que vienen a trabajar durante los ciclos reproductivos”, expresó.

Añadió que aun sabiendo esas cosas, “se emprendió contra nosotros un embate y se ordenó abandonar la coordinación en materia de seguridad pública; se nos informó que el Gobierno Federal se retiraba de las labores de coordinación y trabajo conjunto con el Gobierno del Estado en el área más sensible a los ciudadanos que es la seguridad pública, en dónde ni más ni menos que están de por medio vidas, la salvaguarda del patrimonio y la integridad de las personas”.

Y se volvió politizar, dijo, la seguridad pública y la volvieron a hacer rehén de disputas políticas, “cuando se les llenaba la boca diciendo que no iban a ser lo mismo que los anteriores, como lo que nos hizo Peña Nieto cuando decidió también una represalia en esos temas incluido el presupuestal por la postura que Chihuahua asumió en el combate a la corrupción”.

“Antes nos castigaron por combatir la corrupción y ahora se nos pretende castigar por defender la dignidad y la soberanía del pueblo de Chihuahua”, manifestó.

Agregó que lamentablemente al acto vengativo de descoordinarse en materia de seguridad pública, han desencadenado una ofensiva mediática en contra del Gobierno de Chihuahua, “el gobierno central se apartó de forma abrupta de su responsabilidad de asegurar la paz y la seguridad de la población de Chihuahua, lo que costó ya una vida inocente y ha generado enormes pérdidas en muchos sentidos, por supuesto económicos para el Estado de Chihuahua”.

Expresó que el presidente no aceptó nunca sentarse a dialogar con los productores y con las propias autoridades estatales para alcanzar la solución consensuada al conflicto, al contrario lo decidió militarizar primero con el Ejército y luego con la Guardia Nacional.

Corral Jurado lamentó el proceso de regresión de carácter autoritario que se está restaurando, un modelo autoritario centralista, de concentración de poder, de facultades y de recursos, porque “aunado a todo esto, ahora vienen los recortes presupuestales, la desaparición de los fideicomisos, la iluminación de fondo fundamentales para el campo”.

En el acto celebrado en las cercanías de la desembocadura del Río Conchos y Río Bravo, participaron los alcaldes Martín Sánchez Valles, de Ojinaga; Roberto Cervantes Ortega, de Coyame y Miguel Rubio Castillo, de Aldama y los representantes de los módulos.

Publicidad