Publicado: 25-11-2021 16:48

Serie ‘Duda razonable’ expone la corrupción

Dirigida por Roberto Hernández, cuestiona el trabajo de las autoridades de Seguridad en Macuspana, Tabasco

Redacción

Espectáculos

Cortesía

Hace 10 años, Roberto Hernández realizó junto a Geoffrey Smith el documental Presunto culpable que exponía la corrupción del Sistema Penal y Judicial mexicano en el caso de José Antonio Zúñiga, acusado de homicidio sin pruebas en su contra.

La exposición del caso y las evidentes muestras de corrupción sentaron las bases para cuestionar y reformar el Sistema Judicial en 2016: Se implementaron los juicios orales, se unificó el proceso penal para que todos los mexicanos sean juzgados de la misma manera y se aprobó la grabación de las audiencias.

Ese mismo año, Hernández viajó a Tabasco, específicamente a Macuspana y Villahermosa, las primeras localidades donde se aplicaron las modificaciones. En las cárceles de ambas ciudades realizó 450 entrevistas entre los internos, quienes narraron sus historias personales y cómo habían sido detenidos.

“Les preguntábamos si les habían aplicado choques eléctricos, quemaduras de cigarro, alfileres... Y descubrimos que había entre 20 y 30 formas de maltrato. Y a la hora de poner todo en una base de datos encontramos patrones bien interesantes, como que a las personas se les tortura más o menos en función de qué delito están acusados. A una persona acusada de secuestro la torturan más que a una señalada por no pagar una pensión, por ejemplo”, dice el director en entrevista.

Entre estas historias conoció la de Héctor Muñoz. Él iba rumbo a su trabajo cuando una camioneta le pegó a su coche; al bajarse a reclamar, el otro conductor le disparó y luego lo persiguió.

En la gasolinera donde se escondía fue detenido por la Policía junto a Gonzalo García y Juan Luis López. Los tres fueron puestos a disposición de las autoridades señalados de secuestro, igual que Darwin Morales, quien había sido detenido en otro lugar.

“La ciudadanía no espera que la autoridad a cargo de investigar los secuestros sea la más corrupta, ni que se robe el dinero de los rescates de las víctimas. Pero con eso nos encontramos a la hora de hablar con personas, testimonio tras testimonio”, recuerda el director y abogado.

Roberto Hernández retrata la historia de estos hombres, de los cuales tres siguen en la cárcel, en la serie documental Duda razonable que ya se encuentra en Netflix. A lo largo de cuatro episodios muestra los traspiés alrededor de este caso que permanece abierto y donde también queda expuesto el uso indebido de la tortura como método de investigación.

“Es una insensibilidad del aparato entero que es necesario rediseñar. Tenemos que cambiar el Sistema Judicial para que tome medidas sancionatorias hacia estas conductas. A la gente se le tortura en el Ministerio Público porque hay un falso Derecho constitucional, donde quien está a cargo te puede detener 48 horas”, reflexiona acerca del tiempo en el que los detenidos permanecen al ingresar al MP.

El documental señala grandes errores del Sistema Jurídico como es la incompatibilidad en algunas de sus funciones: “El investigar, el custodiar a una persona detenida y la función de litigar un caso, hay que separarlas”, explica.

La serie Duda razonable busca vincular al espectador con las historias que narra para exponer estos casos de injusticia que son una pequeña muestra de las irregularidades que se viven en las cárceles mexicanas, donde una parte considerable de la población recluida son personas en realidad inocentes.

Con información de Adolfo López | El Sol de México.

Publicidad
Publicidad
Publicidad