Publicidad
Publicidad

12 de April, 2021 - 12:12

He consumido hasta dos gramos diarios: Miguel Bosé

Durante varios años pudo ser testigo de una 'parte oscura' de él mismo

Redacción

Espectáculos

Redes
Publicidad

Miguel Bosé concedió una entrevista en el programa de Jordi Évole luego de más de cinco años de mantenerse alejado de las cámaras de la televisión española. Durante su charla con el periodista, el cantante habló a detalle de su vida privada y puso sobre la mesa su lado más vulnerable, además relató episodios de una etapa de su carrera que estuvo marcada por los excesos. 

El cantante, de 65 años, señaló que durante varios años pudo ser testigo de una "parte oscura" de él mismo, una periodo de "drogas, sexo a lo bestia, tabaco, sustancias, hampa", indicó en la entrevista con Jordi Évole, de acuerdo con MSN Noticias.

​Miguel Bosé indicó que esta etapa de su vida fue producto de un "desamor". El cantante relató cómo comenzó este lado oscuro de Bosé. "Dije: 'Quiero salir y quiero ir de fiesta'. Estos amigos que estaban ya metidos en la cama se despertaron, se vistieron y se fueron a ver si era verdad que les iba a pasar a buscar... Y sí, esa noche me tomé mi primera copa y me metí mi primera raya que me duró y salió baratísimo", recordó. 

El actor destacó que llegó a pensar que consumir drogas le permitía ser más creativo: "Las drogas son unos estados que utilizados bien dan mucho conocimiento y te dan puntualmente unas visiones de cosas que son interesantes, revolucionarias incluso. Pero cuando pasan a ser un consumo habitual, pierden ese sentido". 

Miguel Bosé indicó que esta parte de su vida comenzó a finales de la década de 1980 y terminó entre 1990-1991. Añadió que un día despertó y dijo "se acabó"; más adelante señaló: "Cortar con ese placer me costó más tiempo, de hecho, yo he dejado todo, todo hace siete años (...) Sí, pasé casi 20 años", dijo. 

El cantante comentó que "dejó de ser diversión, fiesta, como era al principio" y se convirtió en un consumo diario que le provocó "problemas serios: problemas de conciencia, que no justificas porque no tienen justificación".

"He llegado a consumir casi dos gramos diarios, más fumar 'maría', éxtasis... Lo dejé todo el mismo día, al mismo tiempo, subiendo unas escaleras hacia un escenario para unos ensayos, y mi road manager me dijo: 'Está todo listo'. Y yo le dije: 'Se acabó'", indicó. 

Publicidad