Publicidad
Publicidad

Publicado: 30-09-2022 17:47

Brindarán protección consular por caso Hudspeth

Un tiroteo dejó un migrante muerto y uno lesionado

Redacción

El Paso

Archivo
Publicidad

El Paso.- El Consulado General de México en El Paso dio a conocer que brindará la protección consular necesaria a las personas mexicanas y sus familias, tras el tiroteo en el Condado de Hudspeth, Texas, donde un migrante murió y otro resultó lesionado.

También puedes leer: Matan a un migrante y hieren a otro en Sierra Blanca

Las autoridades informaron que desde el momento que se tuvo conocimiento del incidente ocurrido el pasado 27 de septiembre, personal del Departamento de Protección entró en comunicación directa con las autoridades locales y federales que investigan el caso, con quienes continúan manteniendo un estrecho y fluido diálogo.

"Ante la lamentable pérdida de una vida, esta representación Consular se encuentra llevando a cabo las gestiones correspondientes para acreditar la nacionalidad e identidad de la víctima fatal y actuar en consecuencia", indicó el Consulado General de México en El Paso.

Se informó que personal de protección realiza las acciones necesarias para entrevistar al grupo de migrantes que acompañaba a los afectados, para que de ser el caso, se les brinde la asesoría que requieran.

"El Consulado General de México en El Paso, Texas, continuará trabajando para proteger en todo momento los derechos humanos y la seguridad de los migrantes", se agregó en el comunicado.

Detienen a hermanos

Dos hermanos —uno de los cuales fue director de un centro de detenciones que albergó a inmigrantes— fueron arrestados luego de que uno de ellos disparó contra un grupo de migrantes que tomaban agua cerca de la frontera con México, matando a un hombre e hiriendo a una mujer en el estómago.

El incidente ocurrió el martes en el condado de Hudspeth, un área rural a 145 kilómetros (90 millas) de El Paso, de acuerdo con documentos presentados en la corte el jueves. La mujer fue llevada a un hospital en El Paso, donde se estaba recuperando, de acuerdo con el Departamento de Seguridad Pública de Texas.

El Departamento agregó que las víctimas eran parte de un grupo de migrantes que se pararon junto a un camino para tomar agua, cuando una camioneta con los dos hombres se les acercó. De acuerdo con los documentos judiciales, el grupo se había ocultado cuando la camioneta pasó por primera vez para evitar ser detectado, pero la camioneta echó marcha atrás.

Michael y Mark Sheppard, ambos de 60 años, fueron acusados de homicidio, de acuerdo con los documentos en la corte. No estaba claro si alguno de ellos tenía un abogado y no se pudo conseguir información de contacto el jueves para conocer sus puntos de vista.

Los documentos muestran que Michael Sheppard fue director de la West Texas Detention Facility, un centro privado de detenciones que ha albergado a migrantes detenidos. Un portavoz del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) dijo a The Associated Press que no ha habido detenidos de inmigración en esa instalación desde octubre de 2019.

Scott Sutterfield, portavoz de Lasalle Corrections, que opera el centro de detenciones, dijo que el director había sido despedido "debido a un incidente no relacionado con su empleo". No dio más detalles.

Las autoridades localizaron la camioneta utilizando videos de seguridad y encontraron un vehículo que se correspondía con la descripción provista por los migrantes, de acuerdo con los documentos en la corte.

[email protected]

Publicidad