Publicidad
Publicidad

27 de febrero, 2021 - 00:20

Reunificación tricolor, la apuesta

Redacción

La Neta

Publicidad

Otra cara. Algunos dicen que era otro México cuando el Partido Revolucionario Institucional (PRI) acaparaba los puestos de elección popular más importantes. Las acciones de aquellas décadas marcaron el rumbo del país y definieron, en gran medida, el presente. Pero la época de oro se acabó y ahora el organismo político vive una realidad diferente.

Lo que hicieron o dejaron de hacer los funcionarios emanados de ese partido trajo consecuencias negativas. Poco a poco los ciudadanos perdieron la confianza, el priismo cayó por los suelos y nuevas fuerzas ganaron terreno, aunque todavía con la esencia del partido hegemónico.

Ante panorama incierto, el PRI busca cambiar esa visión, y el Chihuahua la empresa la encabeza Graciela Ortiz, candadita a la gubernatura. El reto no es sencillo, por eso ha recorrido diferentes municipios para revisar la estructura interna y ver qué se puede mejorar. No quiere dejar cabos sueltos; la reunificación es el objetivo.

De visita en casa, la aspirante recordó que el PRI es como el ave fénix, cuando todos lo dan por muerto, resurge, y puso de ejemplo las elecciones de Coahuila e Hidalgo. Ese episodio, dicen, fue una advertencia de lo que podría pasar en los siguientes proceso electorales. ¿Será o solo fue un golpe de suerte?

Para comprobar lo anterior hay que esperar, por ahora solo se dan proyecciones y lo que cada partido desea. Ya veremos si la apuesta de Ortiz por la reunificación y el cambio de cara le dan resultados.


Respaldo. Y donde también están apostando al poder femenino es el Partido Verde Ecologista de México (PVEM). La dirigencia nacional presentó Brenda Ríos Prieto como su candidata a la gubernatura de Chihuahua. Confían en que su experiencia en diversos puestos del Ejecutivo estatal y su desempeño en el Congreso local, le den ventaja.

Karen Castrejón, dirigente del Verde en México, destacó que Ríos está preparada y tiene la capacidad para un puesto tan importante, además de que conoce las necesidades del estado. Arturo Escobar y Carlos Puente Salas, titulares del Comité de Elecciones, también demostraron su respaldo.

No se quedó atrás María Ávila, la lideresa en Chihuahua del partido, quien conoce de cerca el trabajo de la exdiputada local. Dicen que la designación de Ríos no es un mero requisito que cumplieron para poder avanzar, sino una verdadera apuesta de la institución. Los 18 años de militancia no son en vano.

En otros tiempos veríamos al Verde en alianza con el tricolor, sin embargo, dejaron esas “PRIoridades” atrás para enfocarse en lo que por su propia cuenta quieren conseguir. Veremos si sus esfuerzos son suficientes para sobresalir en el espectro político y no perderse en el abanico de aspirantes.


Incongruencia. Que personajes políticos cambien de partido no es nuevo ni sorprendente. A lo largo de la historia del país se han presentado cientos de casos, miles, quizá. Es parte del sistema, una característica natural, sin embargo, siguen acusando reacciones encontradas, sobre todo en víspera de elecciones.

El tema sale porque en el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) han cuestionado las alianzas formadas entre el Partido Acción Nacional (PAN), el de la Revolución Democrática (PRD) y el PRI para algunos puestos de elección. Esto amalgama la han interpretado como el temor que tienen de perder sus privilegios.

Por supuesto que los aludidos no podían quedarse callados. La respuesta llegó de voz de Marco Bonilla, el candidato a la alcaldía de Chihuahua con el blanquiazul, quien, en pocas palabras, dijo que Morena se muerde la lengua al criticar las alianzas de los otros partidos. Otros personajes coinciden con la postura del candidato.

Bonilla recordó que a Morena han llegado personajes con pasado controvertidos en otros partidos, y por alguna razón son aceptados, así que, consideró, no están en condiciones de emitir una crítica. Sería bueno conocer más posturas sobre este tema, siempre polémico en vísperas de la gran jornada.


Relincha. Jaime Rodríguez “El Bronco”, gobernador de Nuevo León, a nombre de la  Alianza Federalista, hizo un llamado a la titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, a que no se politice ese rubro y que las fuerzas federales regresen a la mesas de seguridad con las autoridades de Chihuahua.

Pese a un mandamiento de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que obligaba a la Federación a regresar a la mesa de seguridad coordinada por las autoridades estatales, la secretaria de Seguridad Pública y Protección Ciudadana prácticamente se negó a autorizar que se reintegraran las fuerzas federales a esas reuniones y por el contrario convocó a Javier Corral, a una sesión en la Quinta Zona Militar.

El Bronco atribuyó la actitud del Gobierno Federal de abandonar la coordinación con Chihuahua a las diferencias que mantiene con Javier Corral, a raíz de la disputa por el agua de las presas de la entidad, por lo que pidió a la funcionaria a que no causar más conflictos en la entidad y que se regresen a las mesas de seguridad con las autoridades estatales.

El mandatario Neoleonés aclaró que por lo convenido en base al acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad, se establece que las mesas de seguridad las debe coordinador el gobernador de cada entidad, por lo que urgió al presidente López Obrador a poner orden en este tema, en el que Alianza apoyará a Javier Corral, pues dijo, la seguridad no debe politizarse como lo hace el Gobierno Federal.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad