Publicidad

Publicado: 11-09-2021 00:25

Pérez Cuéllar los reúne por un mismo objetivo

Redacción

La Neta

Unión. Después de rendir protesta como alcalde, cambiara de mandos en la Policía Municipal y Seguridad Vial, tomar protesta a sus funcionarios y encabezar el primer izamiento de bandera, Cruz Pérez Cuéllar llegó a la Plaza de la Mexicanidad para emitir un mensaje de agradecimiento y de compromiso con los juarenses.

El presidente municipal destacó las bondades que hay en la frontera, la calidad humana de sus habitantes y cómo se ha recuperado de situación adversas, pero también reconoció que hay mucho trabajo por hacer, en Seguridad principalmente. Está en el cargo para mejorar esas condiciones y garantizar el bienestar de los ciudadanos.

Aparte de su discurso emotivo, también llamó la atención la presencia de personajes de todos los partidos políticos y sectores económicos de la ciudad y el país. Los principales, por supuesto, fueron los representantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena): Mario Delgado y Ricardo Monreal. También senadores, diputados locales, federales y regidores emanados del partido.

Llamó la atención la presencia de Enrique Serrano, exalcalde de Juárez por el PRI, Rodolfo “El Güero” Martínez, aspirante a la Alcaldía y contrincante de Pérez Cuéllar, Héctor González Mocken, hermano de Javier, también contrincante del presidente municipal, y el delegado de Bienestar, Juan Carlos Loera de la Rosa.

Todos los invitados, de los diferentes colores, dieron su confianza a Pérez Cuéllar, esperan que su administración sea trascendental y que los objetivos se cumplan, y mucho mejor si se trabaja en conjunto para lograrlo. El presidente municipal tiene la disposición de hacerlo. El bien común está por encima de todo, al menos eso parece.

El morenista ya firmó su compromiso con la ciudad, ahora toca trabajar, avanzar paso a paso en ciertas cosas, pero en otras correr para llegar a la meta cuanto antes. Lo sabe y buscará con su equipo de funcionarios la manera de lograrlo. De este lado se debe estar muy pendiente de sus acciones y el respaldo que requiera.


Inicio. Quien recibió el cobijo absoluto de la gobernadora de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván, fue el ya presidente municipal de la ciudad capital: Marco Bonilla Mendoza. El político emanado del Partido Acción Nacional (PAN) rindió protesta en sesión solemne de Cabildo y se convierte en el alcalde más joven que ha tomado el poder.

Bonilla agradeció el apoyo de los ciudadanos que le dieron su voto para que alcanzara una cifra histórica. El compromiso en su caso es mejorar las condiciones de la ciudad, dar continuidad y ejecutar proyectos de obra pública trascendentales. La prioridad también es un nuevo relleno sanitario.

La gobernadora Maru Campos acompañó a Bonilla en el inicio de esta nueva etapa y le deseó éxito en su gestión. La relación alcalde-gobernadora seguramente traerá muchos beneficios para la capital. Se conocen muy bien y buscarán formar una dupla que sea recordada en la historia política de Chihuahua.

El nuevo alcalde también recibió el respaldo de exfuncionarios emanados de otros partidos como Juan Blanco, Marco Quezada, José Reyes Baeza y  Rodolfo Torres Medina. El presidente municipal ha dialogado ampliamente con ellos en otras ocasiones y ha tomado sus concejos. Con este acto se redondea su relación.

Inicia oficialmente la era Marco Bonilla Mendoza en la capital del estado y desde la frontera habrá que estar pendientes de lo que desarrolle.


Avance. En donde también están haciendo su lucha es dentro del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Las ceremonias de los funcionarios emanados de este partido no tienen comparación con las de sus opuestos, sin embargo, tienen la convicción de seguir avanzando desde los municipios de Chihuahua.

Alex Domínguez, líder estatal del tricolor, pidió a los alcaldes que inician sus administraciones trabajen por el bien común e implemente programas que impulsen la educación, la economía, el deporte y la cultura. Quiere que demuestren que los funcionarios priistas dan resultados; borrar esa mala imagen del pasado.

Hablando de ese compromiso, en Ojinaga anduvo el diputado plurinominal Omar Bazán Flores, quien tomó protesta a Andrés Ramos de Anda como presidente municipal. El legislador fue testigo en aquella frontera del compromiso que toma el ciudadano. Será él quien de alguna forma supervise su trabajo, por supuesto los habitantes también lo harán.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad