Publicidad

16 de octubre, 2020 - 00:15

Nadie está exento

Redacción

La Neta

Nadie está exento
Cortesía
Publicidad

Nadie está exento. En este espacio se ha dado cuenta de cómo la pandemia de Covid-19 ha avanzado en territorio fronterizo y a quiénes ha afectado. La enfermedad no distingue condiciones sociales: desde un empleado de maquiladora, hasta un funcionario de alto nivel, han sufrido por este mal.

Ahora tocó el turno para dos funcionarios estatales. El primero es Sergio Madero Villanueva, director del Fideicomiso de Puentes Fronterizos. A través de sus redes, el funcionario confirmó que se hizo la prueba y dio positivo al coronavirus que provoca Covid-19. Presentó síntomas como dolor de cabeza y opresión en el pecho.

Madero advirtió a todos los que estuvieron cerca de él en los últimos días que tomen precauciones, se resguarden si es posible, y en caso de tener síntomas acudir al médico: monitorearse constantemente.

El otro afectado es Mario Dena Torres, representante del gobernador en Ciudad Juárez. El departamento de Comunicación Social de Gobierno del Estado confirmó el padecimiento. De él no se proporcionaron detalles en cuanto a los síntomas y estado de salud general.

Uno más: Francisco Muñoz, secretario particular del gobernador Javier Corral Jurado, también contrajo el coronavirus, por lo que el mandatario anunció que se realizará la prueba para detectar si tiene o tuvo el virus.

Queda claro que no hay distinción en cuanto a la pandemia. Quizá un mínimo descuido pudo haber ocasionado el contagio. ¿Cuántos no habrá así en la ciudad?, que últimamente ha registrado, por centenas, nuevos casos. Los hospitales están al máximo y los laboratorios registran largas filas para realizar las pruebas. Se espera una recuperación favorable.


Más vale prevenir. Y ante el incremento de casos, el Gobierno Municipal encabezado por el alcalde Armando Cabada Alvídrez, tomó la decisión acertada de enviar a casa al 50 por ciento de los trabajadores, para evitar exponerlos ante un posible contagio de coronavirus.

Las medidas se extendieron y ahora aplican para las sesiones de Cabildo. En la más reciente, ocurrida ayer, los regidores se conectaron virtualmente para atender los asuntos del orden del día. Antes de que esto ocurriera, se habían celebrado tres sesiones con los integrantes de manera presencial.

Para el regreso, el salón José Reyes Estrada se adecuó para garantizar la sana distancia entre regidores, asesores, prensa y todos los que acudieran. Pero el panorama cambió de nuevo y no se sabe a ciencia cierta cuándo se normalizará.

El presidente municipal confirmó que hay funcionarios de primer nivel contagiados, uno de ellos es Miguel Ángel Mendoza, director del Instituto para la Cultura. Antes habían pasado por la misma situación Rogelio Pinal, de Derechos Humanos, y Raúl Ávila, de Seguridad Pública, entre otros.

De nuevo se muestra que no hay distinciones. Sin duda, se tendrán que tomar las medidas necesarias para evitar más afectaciones y ser insistentes, como el alcalde, en el uso de cubrebocas y sana distancia. Solo queda esperar, como en todos los casos, una recuperación satisfactoria.


Ampliación, necesaria. Los negocios en centros comerciales operan actualmente de 10:00 de la mañana a 5:00 de la tarde, pero con la llegada del Buen Fin, los empresarios solicitarán a las autoridades la ampliación del horario hasta las 8:00 de la noche, para que los clientes tengan más tiempo para realizar sus compras.

El sector empresarial tiene la esperanza de lograr un poco de recuperación con la llegada del Buen Fin, por eso la insistencia para que haya más oportunidad de compra, obviamente siguiendo las medidas necesarias. Lo menos que se quiere en estos momentos son las aglomeraciones.

Rogelio González Alcocer, de Canaco, dijo que las plazas comerciales se han esforzado por cumplir con las disposiciones de Salud, por lo que merecen una oportunidad. Propuso horarios especiales para que asistan adultos mayores y personas que se consideran vulnerables. No suena mal.

Del 9 al 20 de noviembre habrá ofertas en distintos comercios, lo que implica el aumento de las supervisiones, así como del cumplimiento de las medidas de salubridad. Se espera que el Buen Fin abone a la recuperación. Quienes tengan los recursos, los utilizarán debidamente y, probablemente, la solidaridad aflore de nuevo.


Asunto resuelto. Con amenaza de paro, los empleados sindicalizados del Instituto Chihuahuense de la Salud (Ichisal) exigieron el depósito de nómina que el Gobierno del Estado les adeudaba. Dijeron que más de 2 mil 500 trabajadores se encontraban en las misma situación, repartidos en 11 hospitales del estado.

Sofía Calzadillas, secretaria del sindicato, dialogó con Eduardo Fernández, secretario de Salud de Chihuahua, y dijo que haría las gestiones para que se liberara el pago correspondiente a la primera quincena de octubre. La situación no escaló, ya que otro secretario intervino.

Arturo Fuentes Vélez, titular de Hacienda, informó que los recursos habían sido liberados, no solo para los sindicalizados del Ichisal, también para los del Congreso del Estado, por lo que la deuda había sido liquidada. El depósito se realizó por la mañana, pero se vio reflejado por la tarde. Así funcionan los bancos.  

Es prioridad para las autoridades que los empleados del sector Salud tengan la remuneración que les corresponden en medio de la pandemia. Habrá que estar atentos por si tienen otras exigencias, y cómo el gobierno estatal las resuelve.

Publicidad
Publicidad
Síguenos en nuestras redes
Publicidad
Publicidad