Publicidad
Publicidad

Publicado: 18-01-2022 00:20

El grito desesperado de los empresarios

Redacción

La Neta

Molestia. Después del llamado “jueves negro”, cuando se quemaron camiones, autos y una tienda de conveniencia, y del lanzamiento de un operativo reforzado de seguridad en la frontera, los empresarios levantaron la voz para exigir que no haya más impunidad en estos casos. No solo se trastocan sus intereses, sino los de toda la sociedad.

“Thor” Salayandía, presidente de la Canacintra en Juárez, encabezó una conferencia en la que los empresarios dieron su posicionamiento sobre los hechos violentos en la ciudad, y exigieron que los operativos den resultados cuanto antes. Sorprende que con días iguales o peores, no hayan saltado de su asiento, pero ahora sí ¿hay algo más detrás?

Lo cierto es que la postura de los empresarios refleja en cierta medida el hartazgo de la sociedad tras la jornada violenta y en sí de cada ocasión que se registra un homicidio, y cada vez con más saña y extrema violencia, y aunque por años ha sido así, no deja de sorprender e indignar.

Las autoridades de los tres niveles de gobierno arrancaron el domingo con el operativo extendido en Juárez como respuesta a los hechos violentos. Apenas han pasado unas horas pero los diversos sectores ya exigen resultados. En estos casos solo queda esperar y confiar en la estrategia, si no ocurre algo, entonces sí hay que preocuparse.


Mientras se ocupa por los temas de Seguridad en la frontera, la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos Galván, también lidia con las situaciones legales que enfrentó hace unos meses y que libró de buena manera, pero que ahora resurgen por las declaraciones de un juez.

Samuel Uriel Mendoza vinculó a proceso a la actual gobernadora, pero dijo que fue presionado para hacerlo, detrás había fines políticos: que no compitiera en las elecciones. Pasó el tiempo, la gobernadora salió bien librada y ahora está al frente del gobierno, y justo ahora el juez destapa la situación controversial.

Maru Campos sabía que era una cuestión política, más allá de la lucha emprendida por la administración pasada, pero se mantuvo al margen y enfrentó las acusaciones, ahora es la primera gobernadora de Chihuahua. Este escenario le hace preguntarse si debe haber consecuencias para los involucrados.

Para ella, las personas que actuaron sin profesionalismo deben recibir una merecida sanción, dejar un precedente para las futuras acciones y dejar claro que la intromisión entre poderes no se permite en el estado. Si bien a ella no le corresponde aplicar el castigo, seguramente lo solicitará.


Quien tampoco se anda por las ramas es el alcalde de Ciudad Juárez, Cruz Pérez Cuéllar, quien estrenó el lunes su conferencia semanal. En la sesión habló de varios temas de interés general, pero en especial de uno que llamó la atención y que generó un poco de polémica entre la comunidad.

El presidente municipal destacó que los descuentos del predial han beneficiado a muchas personas y la recaudación en general se ha mejorado en comparación con años anteriores, pero aún así hay quienes no cumplen o que de plano ya se han olvidado de sus propiedades y están abandonadas.

La cartera vencida es muy amplia y de alguna forma la tienen que limpiar. A los morosos se les han dado muchas oportunidades para ponerse al corriente y no las han aprovechado, por lo que a partir de abril se tomarán medidas drásticas, como que vayan directo y sin escalas al buró de crédito.

Pérez Cuéllar no quiere llegar a esos extremos, pero parece necesario ante el desinterés de los propietarios de ponerse al corriente. En breve se darán detalles sobre la situación y espera que sean pocos quienes caigan en el buró, lo ideal es que paguen el impuesto y así se beneficien todos. Veremos si aceptan.


De vuelta en la ciudad de Chihuahua, el jefe de la Policía Municipal, Julio César Salas informó las detenciones realizadas a lo largo de una semana. En total se registraron 61 arrestos por diversos delitos. La situación de seguridad en la capital es muy diferente en la capital que en Juárez, a pesar de eso están alerta.

El alcalde Marco Bonilla espera que lleguen más elementos de la Guardia Nacional a Chihuahua y se sumen a las tareas de seguridad, sobre todo en la periferia, donde los delitos no se detienen y donde se están enfocando los esfuerzos por parte de las autoridades.

Si bien el ambiente es un poco más tranquilo, en las últimas semanas se han visto multihomicidios y asesinatos de menores de edad, por eso la petición de que haya mayor vigilancia, aunque eso es solo una parte del plan. Para resolver el problema de fondo se requiere de una estrategia que abarque diversos rubros.

Bonilla y sus funcionarios planean y aplican esas políticas públicas para que el ambiente cambie en la capital y evitar en lo mínimo experimentar episodios como los de Juárez, pero aquí nadie está exento.   

[email protected]

Publicidad
Publicidad
Publicidad