Publicidad
Publicidad

30 de April, 2021 - 00:20

Difícil aceptar el cierre, pero necesario para la ciudad

Redacción

La Neta

Publicidad

Días difíciles. Es fin de semana. Muchas personas dejan sus actividades laborares o escolares para disfrutar de tiempo en familia o atender otros asuntos, pero esta vez será diferente; las salidas no garantizan diversión pues muchos espacios estarán cerrados, el objetivo, reducir el riesgo de contagio del coronavirus que provoca Covid-19.

Para el sector empresarial no resulta nada sencillo decir que sí al Súper Cierre, mucho menos después de lo que se puede calificar como un año de pesadilla. Sin embargo, en la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) Juárez parece que están dispuestos y decididos a respetar las restricciones.

Rogelio Ramos Guevara recibió en la sede del organismo a Alejandra de la Vega, representante del gobernador en Juárez, y al presidente municipal, Carlos Ponce Torres, para acordar acciones conjuntas y disminuir el riesgo. Los tres hicieron el llamado a la responsabilidad para salir rápido del bache.

Además, se anunció por parte del gobierno local más revisiones el fin de semana para evitar que los ciudadanos se “salten” las restricciones, especialmente en los mercados populares. El Gobierno del Estado hará lo propio. Solo serán dos días ¿es complicado? Se entiende que el encierro ya sobrepasó la paciencia de los juarenses, pero este podría ser el último empujón. Ya veremos cómo se comportan.


Les quitaron la camisa de fuerza. Los candidatos a la Presidencia Municipal de Ciudad Juárez sintieron un alivio muy temprano el jueves. Por fin les llegó la oportunidad de salir a las calles y expresar todas sus ideas para un nuevo gobierno sin temor a que el órgano electoral regulador los sancionara.

Ahora que son libres, llegaron a los ciudadanos por diferentes medios, unos convocaron a arranques de campaña a media noche, otros realizaron recorridos sencillos por la ciudad o reuniones pequeñas con simpatizantes y miembros de los partidos. Cada uno de los participantes se ajustó.

En la capital del estado ocurrió algo similar: aspirantes de ciertos partidos decidieron “tirar la casa por la ventana”, mientras que otros iniciaron su participación con un mensaje en redes sociodigitales. El poder de convocatoria no queda del todo comprobado en medio de la pandemia de Covid-19.

Hay algo que los candidatos no deben olvidar: respetar las medidas sanitarias en todo momento. Deben tranquilizarse y guardad la efusividad para cuando las condiciones mejoren. Por lo pronto tiene el gran reto de llegar a los votantes como les sea posible. Tienen que cuidarlos para que la gran jornada se lleve a cabo sin contratiempos.


Visita. El arranque de la gran contienda en Ciudad Juárez y Chihuahua atrajo la atención de los líderes nacionales de los partidos que compiten. Están pendientes de cómo sus representantes portan los colores distintivos y qué estrategia están tomando para llegar a las personas. No quieren perderse un solo movimiento.

Precisamente estas acciones detonaron la visita de Marko Cortés Mendoza, líder del Partido Acción Nacional (PAN), al estado. Este personaje no quiso quedarse fuera de la jugada y supervisó en persona el inició de las campañas. Su objetivo es frenar el avance de otros partidos, esencialmente de Morena.

Marko Cortés acompañó a la candidata a la gubernatura, Maru Campos Galván, al recorrido por la frontera junto con Javier González Mocken. Fue una jornada movida para los del blanquiazul. No quieren descuidar uno de los puntos más relevantes para el partido, la heroica Ciudad Juárez, de donde pueden obtener el mayor apoyo posible.

El líder nacional aprovechó la visita para hablar de la importancia del Instituto Nacional Electoral (INE) como organismo encargado de garantizar unas elecciones limpias. Parece estar totalmente en defensa del instituto ante los ataques que llegan de diversas direcciones. Ya veremos si esa postura se mantiene.


Nuevos. El proceso electoral también trae cambios en la estructura de los gobiernos. Algunos personajes dejan sus puestos para lanzarse al ruedo sin la certeza de lograr un avance. Atrás dejan sus funciones para que alguien más las retome, incluso que las mejore.

Así ocurrió en el Gobierno Municipal con la solicitud de licencia de cuatro regidores y la titular de la Sindicatura. Al frente de este organismo quedó Verónica Amaya. Las regidurías quedaron para Liliana Cabada, Rosalía Valdez y Jorge Rodríguez Hernández. Queda pendiente Nora Herrera de rendir protesta.

Estos perfiles tendrán la obligación de dar continuidad a las tareas de sus antecesores y se espera que lo hagan de la mejor manera.

Publicidad