Publicidad
Publicidad

Publicado: 05-08-2022 01:35

Amargo despegue, aterrizaje para el olvido

Redacción

La Neta

Vigilantes. Una de las puertas de entrada a Juárez es el aeropuerto. Diariamente cientos de persona pasan por la terminal aérea, desde ciudadanos que viajaron a punto de la República por trabajo o vacaciones hasta personajes muy relevantes del mundo deportivo, del espectáculo y grandes empresarios.

Lo que se espera en un aeropuerto como el de Juárez, un punto crucial en el país, es que las instalaciones sean de calidad, de primera, para recibir a todo tipo de personas que llegan para explorar la frontera. Sin embargo, las condiciones en las que se encuentra no son las mejores.

Las obras de remodelación de la terminal aérea no han tenido el avance esperado, especialmente por el sector empresarial, que recientemente consideró al aeropuerto de Juárez como el peor del país. Los trabajos no concluidos generan una mala imagen para quienes aterrizan.

Para tratar de remediar la situación, la administración del aeropuerto a cargo de OMA, se reunió con empresarios para presentar los avances en la remodelación. Aseguraron que los retrasos de un año no son graves y en breve se concluirán los trabajos para que la puerta de entrada deje una muy buena impresión.

OMA y los empresarios acordaron que cada mes se haría una revisión especial para comprobar que los trabajos son limpios y no hay más retrasos de los presupuestados. Quieren de una vez por todas que esté concluida la remodelación para presumirla a los viajeros del mundo.


Episodio. Se sabía que la audiencia del caso Aras sería un asunto complejo. Primero porque dónde acomodas más de 100 personas. Y segundo, se buscaría cualquier punto, por no decir excusa, para echar para atrás el proceso. La defensa de Aras supo mover muy bien sus piezas en el primer episodio.

En la audiencia se mostró la cantidad a la que asciende el fraude: más de 65 millones de pesos y casi 247 mil dólares, dinero preveniente de depósitos que se hicieron entre los inversionistas. Cada persona entregó una cantidad diferente, y hubo casos en los que el total fue de hasta 4 millones de pesos.

El primer intento por frenar la audiencia llegó de un abogado defensor. Dijo que no tenía los expedientes del caso, que en las oficinas de la Fiscalía Zona Centro no había tóner para sacar copias de los expedientes del caso, y vaya que son bastantes hojas. Además, solicitó más tiempo para la revisión.

Después de 12 horas de desahogo, se llegó a un acuerdo entre las partes para que hoy se reanude la audiencia. Una situación tan compleja requirió de bastante tiempo y en este segundo episodio seguramente pasará lo mismo, así que los involucrados deben estar preparados física y mentalmente.


Resistencia. Como si se tratara ya de una guerra, el exgobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado está dispuesto a lanzar un movimiento de resistencia política y social ante lo que ha calificado como una persecución, una acusación sin sustento para él y otros… es más un asunto político.

Corral Jurado se ha dedicado estos días a explicar lo que él considera que hay detrás de la aprobación de la solicitud de juicio político promovido por un “ciudadano”, sí, entre comillas, porque asegura que Gerardo Cortinas Murra obedece ciertos intereses y eso deslegitima su intención.

Como se mencionó en el punto anterior del caso Aras, el del juicio político, aunque en otro sentido, también es un proceso complicado que no se resuelve de la noche a la mañana y que tienen muchas aristas, análisis y formas. Solo queda esperar para que haya más detalles del caso.  

[email protected]

Publicidad
Publicidad
Publicidad