Publicidad

Publicado: 29-07-2021 17:07

Galería: Caeleb Dressel y Sunisa Lee suben al trono olímpico

Estos son aspectos de la jornada del día de hoy en Tokio 2020

Agencia AP

Deportes

Tokio.- Caeleb Dressel arrojó la medalla de oro que ganó en un relevo de los Juegos Olímpicos de Tokio a un compañero del equipo de Estados Unidos en la grada.

La segunda se quedará en su posesión.

Dressel destronó al australiano Kyle Chalmers, el campeón vigente, en un vibrante final para imponerse el jueves en los 100 metros estilo libre y colgarse su primer oro individual en una cita olímpica.

“Estoy empezando a entrar en ritmo. Ya era hora", dijo el hombre que llegó a Tokio con el cartel de ser el sucesor de Michael Phelps en la natación estadounidense.

Reapareció en la sesión nocturna para establecer un récord olímpico en las eliminatorias de los 100 mariposa con un tiempo de 50.39 segundos.

Luego que lo más impactante de la sesión diurna en el sexto día de Tokio 2020 se produjo en la piscina, Sunisa Lee iluminó la noche en la gimnasia con su compañera Simone Biles como espectadora en la grada.

Lee se convirtió en la sexta mujer estadounidense que se proclama campeona olímpica del concurso individual. En una reñida final, Lee superó a la brasileña Rebeca Andrade.

Los 57 mil 433 puntos de Lee le alcanzaron para aventajar a Andrade. La brasileña hizo historia al convertirse en la primera atleta de Latinoamérica en conseguir una medalla en el concurso individual, pero dejó escapar el oro cuando se salió del tapiz dos veces durante su ejercicio de piso.

La rusa Angelina Melnikova atrapó el bronce, dos días después de liderar al equipo bajo la bandera del Comité Olímpico Ruso al oro en la competencia de equipos.

Lee y las estadunidenses se colgaron la plata en ese evento, en el que Biles se retiró luego de una rotación tras decidir que no estaba preparada mentalmente para competir.

Dressel se consagró en los 100 libres con un crono de 47.2 segundos, fijando un récord olímpico. La diferencia sobre Chalmers fue de apenas seis centésimas. Dressel quedó así con una colección de cuatro oros en su carrera olímpica, pero las tres previas habían sido en relevos.

“Se siente totalmente diferente. Me lo imaginaba, solo que no quería admitirlo", dijo el estadounidense de 24 años sobre disfrutar un oro individual. “Es mucho más duro, depende de ti mismo. Nadie vendrá a rescatarte”.

Tendrá múltiples oportunidades en los próximos tres días para incrementar su cosecha: los 50 libres, los 100 mariposa, la posta 4x100 de estilos combinados y el debut olímpico de la posta mixta 4x100 combinada.

Dressel podría marcharse de Tokio con seis medallas, quedándose corto por dos del histórico botín de ocho oros que Phelps amasó en 2008. Ha sido uno de los rostros más publicitados de los Juegos, aunque prefiere pasar inadvertido.

“Sentir presión no está mal", dijo. “Cuando pasa a ser algo que te genera estrés es cuando pasa a ser un problema”.

La carrera más dramática de la jornada fue la sorprendente victoria de China sobre Estados Unidos y Australia, fijando un récord mundial en el relevo femenino 4x200 libre.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad