Publicidad

27 de septiembre, 2020 - 18:21

Vuelos a ninguna parte, la nueva tendencia de viajes

Las restricciones de movilidad de la pandemia acabaron de tajo con el turismo en 2020

Redacción

De Interés

Vuelos a ninguna parte, la nueva tendencia de viajes
Cortesía | Freepik
Publicidad

A siete meses de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara los brotes de Covid- 19 como pandemia, el turismo ha tenido que reinventarse, en esta ocasión con una propuesta que parece mentira; vuelos a ningún lugar.

Los vuelos a ninguna parte son una estrategia reciente de las aerolíneas para tratar de generar ingresos y restablecer el tráfico aéreo durante la pandemia.

Los también conocidos como fake flights, consisten en vuelos nacionales de unas horas con destino al mismo lugar del que despegan. Esta iniciativa surge en Asia el pasado mes de julio y ha ganado cada vez más popularidad entre aerolíneas y personas dispuestas a pagar por el simple hecho de volar.

Algunas aerolíneas como All Nippon Airways agregó a su servicio disfrutar de cocteles y bebidas alcohólicas y un souvenir de regalo mientras recorres durante dos horas las regiones icónicas de Japón por aire.

El primero de estos vuelos realizado por la compañía aérea china Eva Air ha sido en el Airbus A330 conocido como ‘Hello Kitty Dream’. Ha sido un vuelo temático con una duración de tres horas despegando y aterrizando en el aeropuerto de Taipéi, incluyó fiesta antes de partir y bebidas y comida a bordo. Su costo ha rondado los 180 dólares en clase económica, y los 220 dólares en primera clase.

El modelo es replicado con éxito por otras aerolíneas en Taiwán, China y otros países asiáticos, que ofrecen vuelos de entre dos y tres horas para admirar selvas, playas o montañas desde la ventanilla del avión.

Australia es el país donde donde los fake flights dieron el siguiente paso, pues la compañía aérea Qantas ofreció un par de vuelos con duración de siete a 12 horas para sobrevolar los atractivos turísticos más representativos del país y de la Antártida, ambos viajes incluyen menú de autor, regalos, pijama para mas comodidad y acceso a una subasta durante el vuelo.

Los boletos para volar sobre Australia se terminaron en solo diez minutos y la compañía espera el mismo éxito para la Antártida, que esperan ofrecer en noviembre.

Y tú ¿Pararías por un vuelo que despega de tu ciudad y aterriza cuatro horas después… en el mismo lugar?

Con información de: Muy Interesante

Publicidad