Publicidad

Publicado: 21-10-2021 19:42

Tinto o blanco: aprende a elegir un buen vino y descubre sus beneficios

Mejoran la salud cardiovascular, la salud dental y mejoran la apariencia de la piel

Vanessa Flores

De Interés

Pixabay

Una de las bebidas fermentadas más famosas en el mundo es el vino, y aunque hay quienes creen que se trata de un producto exclusivo de la élite, la realidad es que hay marcas económicas y de buen contenido. Además, no solo realzan los sabores de los alimentos, sino que resultan benéficos para nuestra salud.

La nutrióloga Fabiola Cárcamo confirma las propiedades del vino y menciona que contiene fitoestrógenos, como el resveratrol, que ayuda a disminuir los niveles de colesterol malo y a aumentar el colesterol bueno.

Explica que aunque el vino tinto contiene mejores propiedades que el blanco, es importante limitar su consumo a dos copas diarias, en el caso de los hombres y solo una en el caso de las mujeres.

Además, podríamos obtener los mismos beneficios en el jugo de uvas moradas o rojas, sin embargo, sus presentaciones suelen tener demasiada azúcar. 

Beneficios:

  • Reduce los niveles de colesterol malo 
  • Reduce el riesgo de la formación de coágulos sanguíneos
  • Los vasos sanguíneos del corazón se vuelven más flexibles
  • Mejora la presión arterial

Calorías:

  • Una copa de vino seco de 120 mililitros contiene entre 98 a 102 calorías
  • Una copa de vino dulce de 120 mililitros contiene entre 192 a 200 calorías

Una vez adentrados en las cualidades de esta popular bebida, es momento de aprender a disfrutarla, y para esto, Sergio Pegueros, experto y profesional de los vinos o sommelier, nos acerca a tener nuestra primera experiencia y sacar el mejor provecho de su combinación con los alimentos. 

Para empezar, refuerza la concepción de que, principalmente los vinos jóvenes son benéficos para la salud cardiovascular, la salud dental y mejora la apariencia de la piel, ya que aumenta la circulación de la sangre.

Agrega que el vino tinto tiene más propiedades debido a que muchas de ellas se concentran en la cáscara u hollejo que protege el fruto, ahí se encuentran unas sustancias llamadas taninos.  Estos últimos, de acuerdo con el portal La Vinoteca, son fácilmente reconocibles, ya que provocan una sensación secante y vegetal en las encías y el paladar.

El mito de que sea una bebida refinada

El experto explica que lo que sucede es que, por lo menos en México, una botella de vino no es tan barata como otras bebidas, aunque, eso sí, su consumo ha ido en aumento en los últimos años, incluso los clientes en restaurantes han empezado a solicitar la carta de vinos con más frecuencia. 

¿Cómo disfrutarlos?

La idea de un buen matrimonio o maridaje es que, tanto el vino, como los alimentos, hagan sobresalir las características de los sabores para disfrutarlos.

Los vinos espumosos son más versátiles y ayudan a limpiar el paladar,  pueden ir con una entrada, con el plato fuerte, incluso con el postre, a diferencia los tintos o blancos que van más con platos fuertes. 

Así puedes empezar si no eres un experto

Si vas a un restaurante y te entregan la carta de vinos, comienza con uno blanco para abrir apetito, ya que, de acuerdo con Pegueros, es el mejor aperitivo que hay.

También puedes solicitar una recomendación con base en el platillo que elegiste.

Si decides disfrutar de una botella en casa, en los supermercados hay opciones buenas y baratas para comenzar, como el Puerto Nuevo, que es una combinación de Cabernet Sauvignon, un vino seco y de los más comunes, con Malbec, preparado con una variedad de uva morada.

Agrega que hay vinos españoles de muy buen precio como el Pata Negra, que cuesta alrededor de 150 pesos.

¿Qué hay acerca del vino mexicano?

Finalmente, Pegueros menciona que el vino mexicano, desde la década de los noventa ha apostado por tener poca producción, pero asegura que son productos de muy buena calidad.

Publicidad