Publicidad

Publicado: 09-10-2021 14:05

Síndrome de Koro: el temor de que el miembro desaparezca

Afecta a quienes tienen tendencia a creer en conjuros, hechizos y a que posiblemente alguien les haya hecho algún mal a través de la magia

Vanessa Flores

De Interés

Pixabay

Las inseguridades sobre nuestro cuerpo imperan cuando crecemos en un ambiente de desinformación en cuanto a la sexualidad humana. 

La preocupación de que algunas partes de nuestro cuerpo luzcan lo más cercano a lo normativo nos roba la tranquilidad y el sueño. 

De acuerdo con los psicoterapeutas Gabriela Saucedo y David Hernández, existe un padecimiento clasificado, dentro de los trastornos de la sexualidad humana, en el que las personas tienen una percepción falsa de que el pene y los pechos se empiecen a retraer o a hacerse más pequeños. 

Generalmente los hombres creen que su pene desaparecerá en su abdomen y comienzan a realirzar prácticas peligrosas para evitarlo colgándose piedras, pesas u objetos pesados. 

Los especialistas atribuyen este padecimiento al alto valor que tiene el tamaño del miembro y los pechos en nuestra cultura. 

Por lo regular merma la salud mental de las personas que tienen poca información sobre la anatomía real y consumen videos donde los senos y el miembro son más voluptuosos. 

Además afecta a quienes tienen tendencia a creer en conjuros, hechizos y a que posiblemente alguien les haya hecho algún mal a través de la magia. 

También a quienes sienten culpa de la masturbación o el acto coital con una sexoservidora y creen que su castigo es que sus genitales desaparezcan. 

Síntomas de padecerlo

  • Tener una inquietante vigilancia en la zona genital,tocarse todo el tiempo, verse al espejo y medirse el miebro constatemente
  • Ansiedad, pánico, intranquilidad, sudoración 
  • Miedo exagerado a morir al terminar el proceso de retracción de sus genitales
  • Dejar de tener encuentros íntimos con la pareja aunque exista el deseo
  • Las mujeres tienen temor y angustia de un encogimiento de las mamas y la vulva 
  • Dificultad para relajarse y dormir bien
  • Estrés, ansiedad y depresión

¿Qué hay que hacer?

Ambos psicólogos recomiendan acudir a una revisión médica general para poder descartar un problema físico y buscar información confiable de expertos que tengan una trayectoria en la salud sexual. 

Finalmente hacen incapié en lo importante de hablar sobre sexualidad con los adolescentes y niños, eso sí, con las palabras adecuadas.

 

Publicidad