Publicidad

Publicado: 22-10-2021 13:28

Sigue esta guía de vacunación si acabas de adoptar una mascota

Las dosis en cachorros inician a partir de las seis semanas de vida

Vanessa Flores

De Interés

Cortesía

La salud de los animales domésticos depende completamente de nosotros y tenemos la responsabilidad hacia ellos desde el momento en que se vuelven parte de nuestra familia. 

La esterilización y sus vacunas son imprescindibles, es decir, que no podemos dejar pasar ninguna aplicación. 

En realidad los perros y gatos, tienen un calendario completo para sus vacunas desde los primeros meses de vida. De acuerdo con el médico veterinario, David Baylon, la vacunación de los cachorros inicia a partir de las seis semanas, ya que es cuando sus anticuerpos maternos dejan de funcionar. 

Agrega que si adoptaste una mascota o la recibiste como un regalo, pregunta cuántas vacunas tiene, en caso de que hayas rescatado a tu mascota de la calle y no tienes la certeza de cuántas dosis tiene, es mejor que inicies con todas, ya que lo más recomendables es que tenga dos aplicaciones a que no tenga ninguna.

¿Con qué vacunas empiezo? 

A las seis semanas es necesario aplicar una vacuna que lo protege del parvovirus o moquillo, luego se aplica un refuerzo y al mismo tiempo una contra el coronavirus.

A las diez semanas corresponde la primera vacuna múltiple, que los protege contra el parvovirus, moquillo, hepatitis y parainfluenza, algunas contienen adenovirus tipo II.

Luego, sigue otro refuerzo de vacuna múltiple que presenta leptospirosis, esta es una enfermedad que transmite una bacteria o una rikettsia. Los animales infectados lo transmiten por medio de la orina.

Las dosis se aplican con un intervalo de quince días. 

Vacunación en gatos

El doctor explica que en el caso de los gatos, es mejor empezar a las doce semanas con la triplefelina y luego hay que aplicar tres refuerzos múltiples con intervalos de veintiún días y finalizar con la antirrábica.

Al terminar con esas dosis, es importante que, tanto perros, como gatos, reciban refuerzos anuales.

Reacciones secundarias

El especialista explica que es normal que presenten reacciones en la primera vacuna o en los primeros refuerzos. Las más comunes son letargo o sueño durante todo el día, dolor en la zona de la inyección y un poco de fiebre.

No deben vomitar, ni tener diarrea, en caso de que padezcan una u otra reacción, llévalos con un médico veterinario, porque podría tratarse de un proceso infeccioso. 

Publicidad