Publicidad

Publicado: 18-09-2021 18:53

Si eres buen besador tienes más posibilidades de llegar a la intimidad

La psicoterapeuta Gabriela Saucedo, explica lo que pasa en nuestro cuerpo al rozar los labios con los de alguien más

Vanessa Flores

De Interés

Pixabay

Una de las demostraciones de afecto más placenteras son los besos, con ellos demostramos amor, cariño, confianza, incluso pasión y deseo. 

De acuerdo con la psicoterapeuta, Gabriela Saucedo, los antropólogos aseguran que el acto de besarse tiene diferentes motivaciones que están relacionadas con la supervivencia, sin embargo, es una conducta que no se da en toda la población.

Detalla que "de 168 culturas en el mundo, solo el 46 por ciento practica el acto de besarse". 

Además, hay culturas donde el beso es un acto inapropiado, sobre todo si es en público. Hay lugares en el mundo donde no necesitan de los besos para llegar al acto coital.

Si eres buen besador tienes más posibilidades de tener intimidad

Señala que nuestra saliva contiene diferentes hormonas sexuales como la testosterona. Esto facilita que nuestro cuerpo pueda hacer una evaluación para saber si la otra persona es candidato para llegar a un acto más íntimo o coital.

¿Qué pasa en nuestro cuerpo durante un beso?

Nuestro cerebro se activa para la segregación de las hormonas del placer, del bienestar y de la seducción, además de que el vínculo entre las dos personas crece.

Besarse es una preparación para el acto sexual, aunque en diferentes culturas se les da diferentes interpretaciones, la terapeuta explica que, por lo menos en México los besos son una demostración de cercanía, de un vínculo más o que somos “algo más que amigos” para la otra persona. 

¿Por qué sentimos placer al besar a alguien?

Aunque en realidad no los necesitamos como un preámbulo de una relación sexual, Saucedo menciona que los besos nos permiten conectar con las otras personas, dependiendo de la interpretación que le demos al beso.

Además, rozar los labios con los de alguien más, segrega a nuestro cerebro sustancias de la felicidad, de bienestar y de amor. Todas esas emociones positivas que favorecen a la relajación y a la tranquilidad y que nos hacen percibir la vida de una manera más positiva.

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad