Publicidad

Libros de educación básica e inglés los más vendidos en México

Agencia Notimex | 20 de mayo, 2019 - 12:56 | De Interés
Libros de educación básica e inglés los más vendidos en México
Ever Chávez

México.- La Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem) informó que el sector editorial privado y la Comisión Nacional de los Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg) conjuntaron una producción de 294 millones de ejemplares en 2017, donde los ejemplares más vendidos fueron de educación básica e inglés.

De acuerdo con los datos más recientes de la Caniem, correspondientes a 2017, establece que al igual que en años anteriores, la principal temática vendida fue la de libros de educación básica, equivalente a 43 por ciento de los ejemplares y a 41 por ciento del valor de facturación.

En segundo lugar, se ubicaron las ediciones de enseñanza del idioma inglés, que participaron con 17 por ciento de los ejemplares y del valor de venta. Acumulados representan 61 por ciento de la venta de ejemplares y 59 por ciento de la facturación del sector editorial privado.

Mientras en el tercer lugar, se colocaron los libros de interés general (literatura, ficción, infantiles y juveniles o desarrollo personal), con 23 por ciento de los ejemplares vendidos y alrededor de 22 por ciento de la venta.

La Caniem precisó que en ese mismo año el sector editorial privado publicó un total de 134 millones de ejemplares, de los que 42 millones se destinaron a los programas de Texto Gratuito para Secundaria y Nacional de Inglés. Por su parte, la producción de la Conaliteg, que se distribuye de manera gratuita para la enseñanza básica, alcanzó 159 millones de ejemplares.

De manera global, eso representó una reducción en la producción del sector editorial de cuatro millones de ejemplares en relación al año anterior, mientras que la Conaliteg incrementó su producción en 19 millones de unidades.

Al considerar exclusivamente al sector privado, la Caniem informó a Notimex que en 2017 la actividad de producción y comercialización de 227 editores en el país representó 24 mil 527 títulos, que sumados son 134 millones 543 mil 733 ejemplares.

En el mismo periodo las ventas de ediciones impresas fue de 135 millones 938 mil 844 ejemplares, lo que sumó un total de 10 mil 125 millones 162 mil 844 pesos facturados.

Respecto a las ventas de ediciones digitales, el informe señala que se facturaron 147 millones 055 mil 444 pesos. Lo anterior representó siete mil 351 empleos de base, 516 empleados eventuales, y tres mil 343 personas freelance, en 924 empresas.

La misma fuente recalcó que en 2017 se produjeron 24 mil 527 títulos, con una disminución de dos por ciento en comparación con el año anterior. El 28 por ciento de la producción de 2017 consistió en novedades, y el 72 por ciento restante, en reimpresiones y reediciones.

Con respecto a 2016, se registró un decremento de 2.2 por ciento, derivado de la reducción en la producción de novedades de 8.4 por ciento, que equivale a 3.5 millones de ejemplares menos.

Por otra parte, la producción de reimpresiones se incrementó en 410 mil ejemplares, que equivale al 0.4 por ciento. En general, en el informe se observa una reducción continua desde 2013, año en que la producción fue de 145 millones, nueve millones más que en 2017.

Además, en 2017 se invirtieron dos mil 891 millones de pesos en la producción de ejemplares, lo que representó un incremento de 1.2 por ciento respecto del año anterior. Este aumento se presentó sobre todo en el costo de producción de ediciones propias y coediciones, con una variación de 1.7 y 56.2 por ciento, respectivamente.

Las editoriales del sector privado en México registraron una venta de casi 136 millones de ejemplares en 2017. Este valor es el mínimo observado en los últimos cinco años; desde 2013, se han dejado de comercializar más de 11 millones de libros, y el decremento de un año a otro se registra tanto en las ediciones nacionales como en las ediciones de importación, y son estas últimas las más afectadas.

Durante el mismo año, la facturación generada por los editores de libros fue de 10 mil 125 millones de pesos, lo cual implica el primer incremento que se registra en los últimos cuatro años. Dicho aumento es de 0.9 por ciento y corresponde a la venta de ediciones nacionales (0.6 por ciento) y a la venta de libros de importación (2.6 por ciento).

Al comparar 2013 con 2017 se observa una reducción en la facturación de ediciones nacionales: de nueve mil 316 millones de pesos en 2013, a ocho mil 544 millones de pesos en 2017; las ediciones de importación se han mantenido en cerca de 1 mil 500 millones de pesos de venta.

Sobre los principales canales de comercialización se explicó que el Gobierno es de manera histórica, el principal comprador de ejemplares del sector privado. Sus compras sumaron 32 por ciento del total.

Además, en los últimos cinco años dichas compras se han mantenido por encima de los 40 millones de ejemplares. Por otra parte, la venta que se hace a través de este canal representa únicamente 10 por ciento de la facturación del sector.

Las ventas vía librerías se han mantenido como el segundo canal más importante y en 2017 presentó un incremento de uno por ciento respecto de 2016. Además, es el que aporta la mayor facturación a las editoriales, con 35.6 por ciento del total.

Las escuelas también compran libros. Los ejemplares vendidos en los centros de enseñanza significaron 17 por ciento y también aumentaron uno por ciento.

La venta de ediciones digitales continúa con incrementos anuales. En 2017, el aumento fue de 21 por ciento debido al alza en la venta de ediciones de fondo y de novedad. Desde 2013, el incremento en la facturación de ediciones digitales ha sido de más de 120 millones de pesos.

La suma de la facturación de las ediciones impresas y las ediciones digitales asciende a 10 mil 272 millones de pesos, de los cuales las ediciones digitales participan con 1.4 por ciento.

El documento del cual Notimex tiene una copia subraya en 2017, en el sector editorial privado disminuyó el número de empleados contratados, tanto los de base (1.6 por ciento) como los eventuales (13 por ciento). De la misma manera, los contratos celebrados con colaboradores freelance y otras empresas presentaron un descenso de 4.3 por ciento. Eso implica una baja en el empleo general de 3.1 por ciento, en comparación con 2016.

Publicidad
Publicidad