Publicidad

09 de julio, 2020 - 11:15

La maldición de Glee, ¿existe?

Se trata de una leyenda urbana que se ha creado en torno al popular programa de televisión

Redacción

De Interés

La maldición de Glee, ¿existe?
Redes
Publicidad

La desaparición de la actriz estadounidense Naya Rivera ha reavivado entre los usuarios de redes sociales la teoría de la “maldición de Glee“.

Se trata de una leyenda urbana que se ha creado en torno al popular programa de televisión basado en el teatro musical y de donde algunos protagonistas han tenido terribles consecuencias.

La maldición de Glee llega a empañar las seis temporadas de una serie que comenzó el 19 de mayo de 2009 bajo la dirección de Ryan Murphy y Brad Falchuk.

De acuerdo a Cosmopolitan, esto es lo que se sabe sobre algunos de los miembros del elenco que han sufrido terribles consecuencias después de formar parte de la serie.

Los casos que avivan la teoría de que existe una maldición en la serie Glee

La historia comenzó el 13 de julio de 2012, cuando el actor Cory Monteith falleció víctima de una sobredosis de heroína y alcohol; estaba en una relación con la actriz Lea Michelle.

Cory tenía el papel de Finn en el instituto McKinley. Nada fue lo mismo después de ese fatal suceso pues la serie aún continuaba en emisión cuando el actor murió.

A este hecho se sumó el suicidio de Mark Salling, quien murió a los 35 años después de haber sido señalado por poseer pornografía infantil. Se tiene conocimiento de que el actor se ahorcó en su celda.

En septiembre de 2017 el actor se declaró culpable, pero antes de que le dictaran sentencia el actor se suicidó después de declararse culpable de los cargos.

Otro más de los escándalos que persiguen a la serie es el supuesto racismo, discriminación y exclusión que cometió la actriz Lea Michele en contra de sus compañeras de elenco, en este caso contra Naya Rivera y recientemente Samantha Marie.

A todo esto se suma la desaparición de Naya Rivera, quien se dice que fue a navegar en un bote con su hijo; mientras que el pequeño regresó a la embarcación, de la actriz se desconoce su paradero.

Todos estos sucesos hacen creer a la gente que de verdad existe la maldición de Glee.

Publicidad