Publicidad

Publicado: 14-01-2022 09:29

Insuficiencia renal en gatos: conoce qué la provoca y los síntomas

La ingesta de anticongelante para autos es de las principales causas en esta época

Vanessa Flores

De Interés

Pixabay

Padecer una enfermedad relacionada con el mal funcionamiento de los riñones, nos incapacita por el dolor y las molestias que nos genera orinar demasiado o no poder hacerlo bien. 

Esta situación puede ser peor para nuestras mascotas que no son capaces de hacernos saber que están enfermos, ni nosotros de adivinarlo. Aunque sí podemos notar cambios en su comportamiento. 

La insuficiencia renal no es exclusiva de los seres humanos, esto de acuerdo con el médico veterinario, David Baylon, quien para empezar, explica que los riñones, no solo tienen la función de limpiar la sangre, sino que también producen hormonas que estimulan la produccción de glóbulos rojos o que regulan la presión arterial.

Hay dos tipos de insuficiencia renal en gatos

Insuficiencia renal aguda: los riñones fallan de forma súbita, hay vómitos, anorexia, decaimiento, producción de poca o mucha orina. Hay dolor abdonimal, desorientación, o llegan al coma.

Insuficiencia renal crónica: tiene un 75 por ciento de las funciones de sus riñones afectadas, la sintomatología es más marcada, incluso hay mal aliento y úlceras en la boca.

¿Qué la provoca?

El doctor advierte que sobre todo en esta temporada se por intoxicaciones por la ingesta de anticongelante para autos, por infecciones bacterianas severas, deshidratación, incluso por un traumatismo fuerte por una pelea. 

También por el consumo de uvas o pasas y la medicación con pastillas para humanos. 

Prevención

Lo principal es que evites que ingieran alimentos o sustancias tóxicas, que mantengas su agua fresca y a su disposición y mantener un calendario de vacunación y desparacitación. 

En gatos arriba de siete años son necesarias las pruebas de sangre anuales. 

Tratamiento

Si notas alguno de los síntomas en tu mascota llévalo al médico veterinario para la realización de estudios de sangre o un ultrasonido de riñón. 

Quizás sea suficiente con cambiar su dieta y con medicamentos para mejorar su calidad de vida y evitar el dolor. 

 

Publicidad