Publicidad

Publicado: 24-09-2021 06:00

Comprar ropa en las segundas es tendencia; dejó de ser negativo

El auge de venta e intercambio de productos en redes sociales ha incrementado la popularidad de estas prendas

Vanessa Flores

De Interés

Jorge Félix

Con un simple recorrido por la ciudad cualquiera se puede dar cuenta de la cantidad de puestos de ropa, zapatos, muebles, juguetes, libros y antigüedades que hay en casi todas las colonias. 

Por simple que parezca, se trata de una actividad económica de la que posiblemente dependen familias enteras, o por lo menos sirve como un ingreso extra, sin embargo, hasta hace poco existía un estigma y se creía que, en específico la ropa de segunda, provenía de lugares sucios. 

Y aunque lo anterior sea cierto o no, la socióloga Angélica Luévano, señala que por lo menos los artículos que se venden en Ciudad Juárez, generalmente vienen de las "pacas" de Estados Unidos, y no es más que ropa que las tiendas desechan y que alguien más junta.

Agrega que en Estados Unidos hay bodegas donde se seleccionan estas prendas, se hace un embalaje y se envía a otros países. 

Describe que uno de los principales motivos por las que la población compra artículos de segunda mano es el factor económico.

Además, el auge de venta e intercambio de productos en redes sociales ha incrementado la popularidad de la ropa de segunda mano, sobre todo porque se adquiere a precios más accesibles que en una tienda departamental. 

Se ha vuelto una práctica que contribuye al cuidado del medio ambiente 

Fuera del ahorro que se genera con este tipo de compras, Luévano agrega a los beneficios, una tendencia eco friendly o amigable con el medio ambiente, es decir, una filosofía de respetar el planeta, llevar una vida sostenible y consumir menor cantidad de productos.

Las tendencias y la moda son cíclicas

Hoy podemos ver por todos lados, personas desfilando por las calles con un estilo compuesto por prendas que estuvieron de moda hace más de 20 años, con pantalones de tiro alto, acampanados y deslavados. 

Esas prendas mantuvieron su composición por bastantes años y siguen conservando una buena calidad. 

Bazares de intercambio y trueque

Además del evidente provecho que se le puede sacar a los objetos que ya no usamos, existe la opción de llegar a un acuerdo con alguien más y cambiar una prenda por otra. 

En la ciudad existen grupos en redes sociales dedicados al intercambio de cualquier artículo, y otros tantos con un sentido humanitario en los que la gente ya no vende, sino que regala lo que ya no usa para que alguien más lo aproveche. 

Te puede interesar: La Gratis Tienda invita a llevarse o donar productos

¿Podrá la ropa de segunda mano sustituir a las grandes marcas?

De acuerdo con la experta, hay zonas del país como Coahuila y Durango donde la gente procura vestir ropa americana de marca  por el prestigio, pero sobre todo por la calidad que conservan durante mucho tiempo. 

Aunque las prendas de segunda mano no representen una competencia real con marcas que han estado en el mercado durante años, otra situación ocurre con el fast fashion o la ropa fabricada en masa, ya que de acuerdo con Luévano, esta es de menor calidad desde la manufactura, los textiles y los materiales. 

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad