Publicidad

Publicado: 22-10-2021 20:30

Así puedes calmar a tu hijo si le da miedo dormir solo

Se sienten incómodos e intranquilos de la aparición de una situación nueva

Vanessa Flores

De Interés

Pixabay

Tener miedo provoca una sensación paralizante y preocupante, y aunque en ocasiones sea solamente producto de nuestra imaginación, estos sentimientos se intensifican cuando somos muy pequeños y recientemente dejamos de dormir junto a nuestros padres. 

De acuerdo con con Paloma Quirino, licenciada en intervención educativa con
maestría en educación especial, desde que los bebés nacen y hasta que cumplen los tres años, dejan de dormir con sus padres, por lo menos en la misma habitación. 

Una vez que se quedan solos en su propia cama es normal que comiencen a sentir un poco de miedo, esa sensación no es más que una emoción que los niños tienden a desarrollar conforme madura su cerebro y les hace sentirse incómodos e intranquilos de la aparición de una situación nueva, según la especialista. 

A partir de los cuatro años comienza a temerle a: 

  • La oscuridad
  • A estar lejos de sus padres
  • A lo que ellos piensan que está en su habitación
  • A que una situación fantasiosa pueda ocurrir

Los niños mayores le temen a situaciones reales, ya no tanto a que hay algo debajo de su cama, sino a catástrofes, ladrones o a cuestiones de violencia que hay en la ciudad.

¿Qué hacer?

Quirino insiste en no actuar con enojo o con regaños, porque será más difícil que puedan superar sus miedos y será más fácil que desarrollen trastornos de sueño.

Cuando llore, intenta tranquilizarlo y déjale en claro que no hay nada malo, que está seguro y que estás cerca de él, luego abrázalo, procura dejarlo en su habitación y por la mañana reafírmale que no hay a qué temerle. 

Comienza con esa rutina, incluso antes de llevarlo a su cama, dale un baño antes de dormir, ponle su pijama, incluso puedes incluir aromaterapia, música relajante, usar una lámpara con luz muy tenue o leerle un cuento.

Por último menciona que si tu hijo es mayor y sigue temiendo o aún resiente el desapego hacia ti, es importante acudir a terapia para detectar qué es lo que le preocupa y le hace sentir inseguro.

Publicidad