Publicidad

Publicado: 04-12-2021 06:00

Aprende a organizar tu mente con estos tips

Lo más importante es que cuides con qué alimentas a tu cerebro

Vanessa Flores

De Interés

Pixabay

Durante la noche, es probable que algunos pensamientos invadan tu mente e interrumpan tu descanso y es normal que suceda cuando te preocupa alguna situación como un problema familiar o alguna deuda, sin embargo, debería comenzar a preocuparte cuando han pasado varios días y los pensamientos no te permiten disfrutar otras actividades. 

De acuerdo con David Hernández, psicoterapeuta, cuando te encuentras en un nivel de pensamiento disfuncional es importante entender que la carga cotidiana de la vida, como el trabajo, la familia, situaciones financieras, pueden saturarte, rebasarte y provocar pensamientos distorsionados.

Explica que si detectas que no tienes control de tu mente como antes, es el momento indicado para detenerte y replantear qué sucede y acudir con un especialista, porque lo peor que puede pasarte es que esos pensamientos no te permitan tener relaciones sanas. 

¿Qué hace que mi mente esté desordenada?

Hernández sostiene que una de las causas más comunes de que tu mente te torture con ideas negativas es la inactividad física, ya que hay una tendencia significativa a que aumente la actividad cognitiva. 

"Si hay mucho tiempo de ocio, le doy oportunidad a mi cerebro de que tenga más ideas de lo normal o alejadas de la realidad. Entre mayor tiempo tenga libre, voy a dar oportunidad a mis pensamientos a que se distorsionen", señala. 

¿Qué puedo hacer?

El especialista recomienda realizar actividades de relajación como juegos de mesa que te permitan estar concentrado y desarrollar estrategias cognitivas. 

La actividad física es primordial para cuando estás estresado por pasar un buen tiempo con pensamientos abrumadores, sería bueno que acudieras a un espacio para hacer levantamiento de pesas, spinning, natación, correr o algún otro deporte.

Es importante cuidar incluso de qué alimentas tu mente, cuántas horas pasas en internet y qué información recibe tu cerebro. Puedes dejar de usar tu dispositivo y dedicar por lo menos una hora a la lectura. 

Publicidad