Publicidad

Publicado: 18-09-2021 09:30

Ansiedad: Una enemiga silenciosa

Un experto comparte cómo hacer frente a una crisis y qué se puede hacer para controlar este problema

Jorge Félix

De Interés

Cortesía | Canva

“Tengo que concentrarme en mi salud mental”, con estas palabras, la estrella olímpica de Estados Unidos, Simone Biles, decidió renunciar y no competir en la final por equipos de gimnasia femenina en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, decisión que fue respaldada públicamente por deportistas de otras disciplinas, además, este ejemplo sirvió para ponerse a reflexionar sobre la importancia de tener un cuerpo sano, pero también una mente sana.

La ansiedad se ha apoderado de las personas, no solo en el mundo deportivo, también en el trabajo, la escuela, las actividades diarias, las relaciones personales, y si le sumamos una pandemia, los individuos pueden experimentar cambios emocionales que se deben aprender a controlar y tratar con la ayuda de un experto.

“Así como cuando acudimos con un doctor cuando tenemos un malestar físico, cuando tienes un problema de tipo emocional, sentimental, algún tipo de duelo, es importante recurrir al especialista”, dice Miguel Ángel Corrales, psicólogo.

¿Qué es la ansiedad y cómo se manifiesta?

La ansiedad es un sentimiento de miedo, temor e inquietud que no nos permite realizar nuestras actividades diarias con normalidad. Es una respuesta a las situaciones de estrés y se manifiesta de formas distintas.

“Por lo regular la ansiedad comienza a manifestarse con taquicardia, sienten que no pueden respirar o tienen respiración agitada, mareos, empiezan a llorar, empiezan a tener una desesperación muy grande y no pueden controlarla, es algo que es difícil de controlar”, explica Corrales.

¿Qué hacer si sufrimos un ataque de ansiedad?

Si tú o alguien cercano a ti sufre un ataque de ansiedad, hay varios puntos a considerar para superar estos episodios:

• Siéntate en un lugar tranquilo y cierra los ojos. Sentir menos estímulos ambientales puede ayudar a acabar con la crisis.

• Distrae tu atención en algo distinto a lo que está sucediendo. Mirar un objeto fijamente o tomar algo que te permita relajarte puede ayudar.

• Visualiza algo que te haga sentir bien. Puede ser un lugar que te haga sentir paz como la playa, el campo, el cielo o cualquier paisaje que te haga recordar buenas sensaciones.

• Identifica que es un ataque de ansiedad. Es importante estar conscientes de que estas reacciones en tu organismo no son amenazantes ni peligrosas, sino que son una reacción al estrés, y que eventualmente pasarán. ¡Todo va a estar bien!

• Controla la respiración. La hiperventilación es un síntoma de un ataque de ansiedad, lo cual nos lleva a un desequilibrio entre la cantidad de oxígeno y la de CO2, por lo que relajarnos y respirar de la manera correcta ayudará a desaparecer los síntomas.

• Puedes tomar aire por la boca durante cuatro segundos, mantenerlo durante un par más, y soltarlo lentamente por cuatro segundos, repítelo hasta que dejes de hiperventilar.

• Trata de relajarte. Durante el estado de ansiedad, nuestros músculos se tensan, por lo que tratar de relajarnos y “soltar” conscientemente cada músculo puede ayudar a hacernos sentir mejor.

• Si la crisis le está sucediendo a alguien más, puedes simplemente hacerle compañía en lo que se relaja, o puedes ayudarle sentando a la persona en un lugar tranquilo, desabrochar la ropa que pueda oprimir para disminuir la sensación de ahogo y ayudarle a controlar la respiración.

“Este tipo de trastornos no discriminan, la ansiedad la podemos sufrir todos, desde los niños, los adolescentes hasta las personas mayores”, comenta el psicólogo.

Para este estado mental solo se pueden controlar los síntomas y que estos no afecten nuestra vida cotidiana.

“Muchas de las ocasiones la ansiedad viene de la mano con una serie de pensamientos repetitivos, estar nada más pensando en eso, por lo que puede que no nos permita enfocarnos en nuestras actividades diarias como el trabajo, la escuela o las distintas actividades que tenga que hacer”, agrega el especialista.

Valentía y autoconocimiento

Simone Biles renunció a la competencia luego de anotar el puntaje más bajo en toda su carrera olímpica, y aunque algunas personas vean esta acción como falta de voluntad o cobardía, para los expertos significó un gran acto de valentía al reconocer y exponer sus límites; se convirtió en un ejemplo sobre el autoconocimiento.

“Creo que la salud mental es más importante en los deportes en este momento. Tenemos que proteger nuestras mentes y nuestros cuerpos, y no solamente salir y hacer lo que el mundo quiere que hagamos”, dijo la atleta estadunidense, quien ha ganado cuatro medallas de oro en los Juegos Olímpicos.

La importancia de acudir con un profesional

“Es importante acudir a recibir ayuda de un profesional cuando las cosas se vuelvan difíciles con nuestra salud mental. Para que aprendan a manejar este tipo de situaciones con la ansiedad y el estrés, es importante diferenciar esto de un trastorno de depresión, la ansiedad entorpece nuestras actividades diarias, pero la depresión afecta nuestro estado de ánimo por completo”, concluye el psicólogo.

Publicidad