Publicidad

Condado de Nuevo México declara emergencia migratoria

Agencia AP | 20 de abril, 2019 - 17:01 | Internacional
Condado de Nuevo México declara emergencia migratoria
Associated Press

Alamogordo, Nuevo México.- Un condado del sur de Nuevo México solicitó a la gobernadora Michelle Lujan Grisham que recurra a la Guardia Nacional para reabrir los retenes aduanales que fueron cerrados el mes pasado.

El condado Otero declaró el miércoles un estado de emergencia para subrayar la necesidad de que los retenes estén funcionando para frenar el narcotráfico y otras actividades ilegales en la frontera, según el periódico Alamogordo Daily News.

Los retenes de la zona fueron cerrados el mes pasado porque los agentes fueron retirados para que ayudaran a procesar a los migrantes que solicitan asilo en la frontera.

El presidente de la Comisión del Condado Otero, Couy Griffin, dijo que si en una semana no se cumplen sus demandas, aportará sus propios elementos de seguridad para los retenes.

“El condado Otero también considerará acciones legales en torno al incumplimiento del estado de Nuevo México de sus obligaciones constitucionales hacia el pueblo del condado Otero”, apuntó.

Tripp Stelnicki, portavoz de la oficina de la gobernadora, dijo que la Guardia Nacional “no se encarga ni se encargará de puestos de control federales”.

“Si las autoridades del condado Otero están inconformes por la falta de personal, por así decirlo, en un retén federal, sus consideraciones tendrían mejor oportunidad de ser atendidas si las presentan ante la agencia federal que decidió mover al personal a otro lugar”, declaró Stelnicki.

“Asimismo, el condado Otero está en absoluta libertad de dirigirse al Departamento de Seguridad Nacional y Manejo de Emergencias por cualquier asistencia que crea que necesita, lo que hasta hoy no ha ocurrido”, agregó.

Los retenes permanentes en carreteras son parte del sistema policial de la Patrulla Fronteriza contra la inmigración y el contrabando en la región limítrofe.

Grisham anunció en febrero que retiró a los 118 elementos restantes de la Guardia Nacional de la frontera de Nuevo México con México y rechazó la aseveración del mandatario Donald Trump de que existe una crisis en la frontera.

Publicidad