Publicidad

No llega al 2% “niños fantasma” de estancias

Alejandro Velasco | 04 de abril, 2019 - 03:15 | Opinión

Para nadie es desconocido que con el recorte a los recursos a estancias infantiles, muchos de estos lugares se han visto en la necesidad de despedir personal en su mayoría femenino, debido precisamente a que, mientras se define qué cantidades recibirán, si es que les va a llegar algún recurso, ya no tienen dinero con que pagar a sus colaboradoras, y aunque el presidente, Andrés Manuel López Obrador, asegura que no van a desaparecer estas estancias, la realidad es que difícilmente van a poder sobrevivir, pues resulta sumamente complicado que las madres o padres de familia decidan destinar el dinero, el cual no se sabe para cuando les va a llegar, a pagar el lugar donde cuidarían y darían atención a sus hijos, pues de momento no hay fecha para recibirlo, de hecho, el propio presidente dijo que hasta el momento se han entregado apoyos de manera directa a más de 13 millones de personas, entre adultos mayores, personas con discapacidad, jóvenes, becarios y campesinos, es decir, los recursos dirigidos a los padres de familia aun no están y ni siquiera dio fecha de, para cuando se les entregarían los famosos 800 pesos bimestrales por cada hijo de  cero a tres años, porque hay que recordar que bajó, la edad para poder recibir el apoyo, que anteriormente era de cero a cuatro años.

Y aparentemente, a manera de justificación por quitar de un plumazo las estancias infantiles, aunque él diga que no pero en la práctica así es, porque ya no hay recursos para estas, el mandatario aseguró que el diagnóstico y los resultados del censo sobre el programa de estancias infantiles en el país, revelaron que hay 97 mil 180 "niños fantasma", entre otras irregularidades, irregularidades que no dijo cuáles eran, y lo más seguro es que ni lo dirá.

Pero si revisamos a la cifra que ofreció AMLO, aunque parece muy grande la verdad es que no significa ni siquiera el 2% de la población de niños de cero a 5 años del todo el territorio nacional, la cual según el Consejo Nacional de Población (CONAPO) 2018 era de 6 millones 613 mil niños de 0 a 5 años, por ello la pregunta obligada es ¿vale la pena dejar sin cuidado a más de 6 millones de niños porque en poquísimas estancias tenían unos cuantos beneficiarios inexistentes?, la verdad me parece muy bajo el porcentaje, como para sacrificar a la gran mayoría.

Mientras el presidente se queja de que el tema generó polémica porque, según él,  se mencionó de manera reiterada, como 'campaña', que estaban cancelando las estancias infantiles, diciendo que es falso y que la única diferencia es que se entregarán los recursos de manera directa a los padres de los menores de edad, es decir ya no recibirán ni cinco pesos las estancias infantiles, y aun así dice que no las cerrarán, nada más les quitó el recurso, y una estancia que requiere de profesionales del cuidado infantil, no funciona nada más por amor al arte, eso dura muy poco, pues quienes brindan el cuidado son seres humanos con necesidades que cubrir, no se trata de cosas o de máquinas sin requerimientos; ¿a quien se le ocurre pensar que sin recursos, de todas maneras pueden seguir operando?, pero es la forma de pensar del mandatario.

También AMLO, argumenta que en el programa de estancias infantiles se organizaban y adecuaban espacios en algunos domicilios para atender a niños de madres trabajadoras, pero no eran instituciones o instalaciones hechas para tal fin, sino lugares adaptados, algo similar con la subrogación que se hizo en el IMSS de las guarderías, eso es cierto, pero seguramente ahora con los 800 pesos mensuales que recibirán padres de familia, los niños serán atendidos en esas instalaciones hechas para tal fin que dice el presidente; pues no, ahora ni siquiera van a ser viviendas adaptadas con gente capacitada, sino con vecinas, tíos, abuelos, o amistades, que por muy buena intensión que tengan, la verdad es que pone a los pequeños en una situación más complicada, nada más dentro de un domicilio y eso si no se salen, pues como los pequeños son inquietos, si no se les ponen actividades adecuadas, se aburren y empiezan a buscar que hacer para sacar la energía que tienen, además de que la alimentación que les puedan dar sus cuidadores seguramente tampoco será las más adecuada, en fin, la niñez resultará las más perjudicada con esta decisión errónea de parte del mandatario, y los derechos de los niños una vez mas no se cumplen, pero parece que a nadie le importa o ni siquiera se tiene conciencia de tal violación a sus derechos  y esa no es la idea…

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Síguenos en:

Publicidad
Publicidad
Publicidad