Publicidad

Oaxaqueños logran la Toma de Nota del sindicato PETROMEX

Alfredo Martínez de Aguilar | 02 de abril, 2019 - 06:18 | Opinión

* Óscar Solórzano y Luis Zárate reorientaron la disidencia nacional de los petroleros. Andrés Manuel López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas apoyan el Nuevo Paradigma Sindical.

* El brutal terrorismo impuesto por Carlos Romero Deschamps y los dirigentes seccionales, fue reiteradamente denunciada por Yolanda Morales Izquierdo, hoy es la líder nacional de PETROMEX.

Solo los que luchan tienen derecho a hacer realidad sus sueños por más utópicos que éstos sean. Dos oaxaqueños contagiados de la santa locura del Quijote han hecho realidad lo imposible.

Por fin, lograron el registro y la Toma de Nota del Sindicato Petroleros de México (PETROMEX).

Óscar Solórzano Méndez y Luis Zárate Cuevas reorientaron la disidencia nacional de los petroleros. Andrés Manuel López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas apoyan el Nuevo Paradigma Sindical.

Desde niños conocieron las injusticias contra los trabajadores petroleros. La luz del conocimiento y el compromiso social les obligó a vencer su propio miedo y el terror de miles de disidentes.

Hicieron entender y convencieron a los trabajadores petroleros disidentes de desfacer agravios, enderezar entuertos y luchar contra unos cuantos gigantes de la mafia del sindicalismo charro.

Sin ser trabajadores petroleros los miles de disidentes creen y confían en Óscar Solórzano y Luis Zárate. Su mayor activo intangible es su autoridad moral, resultado de sus convicciones juaristas.

La investigación de derecho comparado realizada por el doctor Luis Zárate propone un proceso de reingeniería de Petróleos Mexicanos como la más importante empresa productiva nacional.

El Nuevo Paradigma Sindical plantea el rescate integral de Pemex y de los trabajadores y sus familias, a partir de la elección libre y democrática de los dirigentes del sindicato PETROMEX.

Están conscientes que el voto directo, universal y secreto, no basta para democratizar al nuevo sindicato. La estructura horizontal y colectiva termina con la omnipotencia del líder nacional.

Nunca más un secretario general nacional del nuevo Sindicato Petroleros de México será cacique de horca y cuchillo, dueño de honras, cuerpos y conciencias, vidas y haciendas de los trabajadores.

El nuevo sindicato PETROMEX tiene un Consejo General de Gobierno con representantes de los trabajadores, y una Contraloría Interna Autónoma que denunciará el mal manejo de los recursos.

El manejo de recursos sindicales se realizará, mediante un banco, a través de un algoritmo como en el INFONAVIT. Ahora los trabajadores “ya no tendrán que ir a rogar por un préstamo o crédito”.

A 208 años del inicio del México independiente, ambos convocaron a los grupos disidentes de 30 de las 36 secciones del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM).

El Movimiento de Regeneración Nacional Obrero Sindical (Morenos) dio el Grito de Independencia Petrolera, el sábado 16 de septiembre de 2018, en Salina Cruz, en busca de democracia y justicia.

El brutal terrorismo impuesto por Romero Deschamps y los dirigentes seccionales, como José del Pilar Córdova de la 44 de Villahermosa, Tabasco, fue denunciada por Yolanda Morales Izquierdo.

Hoy esta heroína de los miles de trabajadores petroleros disidentes, víctima de la represión sindical de Romero, es la secretaria general nacional del nuevo sindicato Petroleros de México.

Valió la pena el año de angustiante y agotadora lucha contra Carlos Antonio Romero Deschamps.

Solo dos oaxaqueños ‘locos’ tuvieron la audacia y temeridad de desafiar el sangriento cacicazgo del líder vitalicio del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM).

Óscar Solórzano Méndez y Luis Zárate Cuevas. Son paisanos de Salina Cruz, amigos y hermanos de ideales. Producto de la instrucción pública, laica y gratuita y, sobre todo, de la cultura del esfuerzo.

Los dos son egresados de la gloriosa Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO). El primero de la Facultad de Derecho y, el segundo, de la Facultad de Contaduría y Administración.

Becado, Luis Zárate, se doctoró en Administración Pública en la Pacific Western University.

Ambos abrevaron en la sabiduría del sistema político mexicano en el gobierno del viejo PRI.

Son parte del ejército de millones de ex priistas formados en el desaparecido Movimiento Juvenil Revolucionario. Fueron menospreciados y despreciados en los gobiernos neoliberales tecnócratas.

A Óscar Solórzano y a Luis Zárate, el viejo y nuevo PRI-gobierno nunca  dio una sola oportunidad de demostrar su talento, a pesar de su probado liderazgo natural como organizadores de masas.

Su victoria sindical es inédita, sin precedente en la historia de México. Ahora sí, se empieza a escribir el principio del fin de la mafia del poder corporativista del PRIAN en Petróleos Mexicanos.

Durante más de dos décadas, fue completamente imposible derrotar al secretario general nacional del sindicato más rico de América Latina. Lo impidió la orgía de sangre de miles de trabajadores.

Carlos Antonio Romero Deschamps y ex funcionarios y funcionarios de Petróleos Mexicanos (Pemex) son copropietarios de pozos y plataformas petroleras con la complicidad del PRIAN.

Las ‘guardias blancas’ y ‘grupos de choque’ incluyen a sicarios de los cárteles del narcotráfico,

Aplicaron los peores métodos de brutal represión individual y colectiva contra los disidentes.

Los ríos de sangre de miles de trabajadores derramada durante las agresiones sinfín, levantones, torturas y desapariciones, claman justicia a Dios y a los hombres de la Cuarta Transformación.

Tras la inminente caída y posible encarcelamiento de Carlos Antonio Romero Deschamps y su mafia de delegados seccionales, seguramente, serán descubiertas decenas de fosas clandestinas.

Lo peor de las almas en pena de miles de trabajadores disidentes asesinados, es que muchos de ellos probablemente fueron sepultados clandestinamente en las propias instalaciones de Pemex.

Al igual que la complicidad en el saqueo del “huachicol”, es una diabólica faceta más de la escandalosa corrupción que pudre a la otrora empresa más importante del Estado mexicano.

Son crímenes de lesa humanidad que no deben quedar impunes. Tampoco las violaciones y abusos sexuales de miles de mujeres petroleras por conseguir una plaza, contrato o beneficio laboral.

Se trata de la mayor danza tétrica de miles de almas que no pueden descansar en paz. Pero también se trata de la danza de miles de millones de pesos saqueados de Petróleos Mexicanos.

Los ríos de su sangre vertida a la tierra a lo largo de 23 años deben contribuir a construir y hacer florecer las anchas avenidas de la democracia en México. Deben convertirse en agua de vida.

Detrás de la noticia

Alfredo Martínez de Aguilar

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Síguenos en:

Publicidad
Publicidad
Publicidad