Publicidad

Supuestos defensores de los animales.

Alejandro Velasco | 29 de marzo, 2019 - 03:15 | Opinión

Esta semana en redes sociales trascendió un video que se grabó en un centro comercial de la localidad, en el mismo se ve como un grupo de guardias de seguridad tratan de atrapar un pequeño murciélago que ingreso al local; quienes grababan el incidente reían por que los elementos de seguridad batallaban para poder capturarlo, cosa que finalmente consiguieron y ya en el piso uno de los uniformados le detenía las alas con los pies para proceder a tomarlo con algún trapo y deshacerse del mismo.

Estaban en esa labor mientras que la gente que observaba,  les pedía que lo soltaran, a lo que los guardias no accedían pues la orden que traían, seguramente, era sacarlo de la tienda, hasta ahí todo bien, lo malo fue cuando un sujeto que aparentemente estaba indignado con el mal trato que le estaban dando al pequeño mamífero se le enfrentó al guardia que lo sostenía, incluso intentó lanzarle un golpe, finalmente una mujer tomó al murciélago mientras que el ciudadano continuaba notoriamente molesto con el guardia que solo cumplía con su trabajo, por lo que lo retó a golpes afuera del establecimiento.

Y efectivamente salieron y el hombre seguía en actitud amenazante frente al guardia, al mismo tiempo una mujer, que aparentemente era su esposa, le pedía que se calmara y se interponía para que un incidente tan pequeño no escalara sin necesidad, a lo que el sujeto “defensor de los derechos de los animales” enfurecido le gritó con violencia “tu quítate”, posteriormente se calmaron los ánimos y terminó el video.

Y la verdad es entendible que la gente en la actualidad sea muy sensible ante el posible sufrimiento de los animales, lo que no se vale es que, por un lado se conduela del maltrato animal y por el otro quiera terminar con ese supuesto maltrato, agrediendo a un ser humano y menos que ese ser humano sea su familiar o al menos su amigo, eso simplemente no puede ser, porque si se revisa el video en mención se puede ver que fácilmente el iracundo sujeto pudo haber quitado a la señora de forma violenta por defender a un murciélago.

Posiblemente el sujeto defensor de murciélagos acudió a las cavernas de Carlsbad, Nuevo México, y quedo muy impresionado y sensibilizado en relación a preservar a esta especie, eso es perfectamente entendible, pero también debemos recordar que estas especies no son adecuadas para convivir con el ser humano, incluso son transmisores de la rabia, por lo mismo es necesario tener cuidado con ellos, por eso era perfectamente necesario que los guardias desalojaran al murciélago, como forma de prevenir un posible ataque del mismo a algún cliente, porque en caso de que eso ocurriera, como estaba en instalaciones de un centro comercial, el primero que pudiera ser responsable es precisamente la administración de lugar, así que la acción de los guardias se justificaba.

Pero volviendo al molesto cliente. Un individuo así de violento no puede ni debe estar provocando un escándalo en un lugar público, pues se está cometiendo un delito al bando de policía y buen gobierno, al escandalizar sin necesidad, en un sitio donde hay más gente.

Lo malo es que de nueva cuenta les falta capacitación a los guardias de seguridad, que no saben cómo reaccionar ante tipos fuera de control, pues el uniformado o sus compañeros, bien pudieron, llamar a la policía para que tranquilizaran al sujeto que estaba, efectivamente fuera de control, y representaba una amenaza no solo para el guardia, sino para los que lo acompañaban y por supuesto, el resto de los compradores que estaban en ese momento en el centro comercial.

Insisto, está bien cuidar a la naturaleza, pero no es admisible que con esa intensión se agreda a golpeas a un semejante.

Finalmente el incidente no llego a los golpes, pero, ¿vale la pena hacer esos escándalos por un animal al que solo se le está controlando?, considero que no, pues se intenta combatir con violencia una supuesta situación violenta, y esa no es la idea…

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Síguenos en:

Publicidad
Publicidad
Publicidad