Publicidad

¿Zona libre de qué?

Alejandro Velasco | 05 de marzo, 2019 - 03:15 | Opinión

En la reciente visita del presidente de la Republica, Andrés Manuel López Obrador, a nuestro estado, como es costumbre, llenó el lugar donde se presentó, y la gente lo recibió con los brazos abiertos, en una demostración de que, efectivamente, goza de altísimos niveles de aceptación; en un momento en que, el estar alrededor del 70% tiene más mérito que anteriormente, debido, principalmente, a que las redes sociales no estaban presentes. En el mismo periodo pero del año 2 mil, el expresidente Vicente Fox, consiguió ese 70% de aceptación, pero con las diferencias que se mencionaron anteriormente, esto según lo afirma Roy Campos de Consulta Mitofsky, quien asegura que ese liderazgo solamente se puede ver con personajes como Vladimir Putin, el cual es muy querido y admirado por sus gobernados.

Y con ese nivel de popularidad y aceptación, López Obrador, puede decir lo que quiera y la gente se lo cree, aunque no tenga forma de comprobarlo, por eso mismo en su discurso de la semana pasada en Chihuahua, dijo textualmente “Tengo registros de que vamos bien” refiriéndose al programa de la zona libre de la frontera norte, concretamente en Ciudad Juárez.

Durante la visita presidencial a Chihuahua, indicó que adversarios y “los que se dicen especialistas” decían que con este programa se les caería la recaudación, a lo cual el mandatario contestó que están recaudando más que el año anterior. Y explicó que este programa de la zona libre contempla la reducción del 16 al 8% del Impuesto al Valor Agregado (IVA), así como la reducción del Impuesto Sobre la Renta (ISR) al 20% y el aumento al doble del salario mínimo en la frontera, destacó también, la disminución del precio de las gasolinas, y agregó que lograrán bajar las tarifas de los servicios que tengan que ver con energéticos como el gas y la electricidad.

Y nadie puede negar que se escucha muy bonito todo eso que afirma AMLO, sin embargo la realidad es otra, pues las amas de casa no han detectado ese supuesto beneficio del IVA a la mitad, porque un 8% menos en los precios, lo notarían las expertas en las finanzas del hogar y al menos eso hasta ahora no ha ocurrido, y en ese tema no se trata de simpatías o no, simplemente de entregar menos dinero por la misma mercancía; y en cuanto a la gasolina, la realidad es que seguimos teniendo unos precios que no le llegan, ni de cerca, a lo que se paga en Estados Unidos, y quienes vivimos en la frontera lo podemos comprobar muy fácilmente, basta con fijarnos en los precios que se exhiben en las estaciones de servicio de El Paso Texas, para darnos cuenta de que todavía nos falta mucho para la anunciada homologación de las gasolinas, que tampoco ha ocurrido, por eso mismo no se puede hablar de una zona libre, ¿libre de qué, me pregunto?, porque de impuestos, está visto que no; y otra prueba fehaciente de que no existe tal zona libre, es que los vehículos usados procedentes de los Estados Unidos, siguen con altísimos aranceles para su importación, pues en el caso de los 2008 y anteriores se paga el 56% de impuestos sobre el valor del vehículo, esto es, 50% de aranceles  mas el 16% del IVA; en tanto que el valor del vehículo se saca del famoso libro azul que fija precios muy por encima de lo que en realidad se compran los automóviles, lo que hace prácticamente imposible que alguien quiera importar legalmente esas unidades, pues sale más caro el trámite de importación que el mismo automotor y de vehículos nuevos ni que hablar, esos no entran ni por error.

Y como le decía no se trata de filias o fobias, simplemente revise su gasto, ¿de verdad le alcanza para más con la supuesta disminución del IVA?, por lo menos yo no conozco a alguien que de verdad este al pendiente de sus finanzas personales y que afirme que efectivamente ha gastado menos comprando lo mismo, por ello aquí bien aplica esa frase de “mal llamada zona libre”, pues de libre no tiene nada y esa no es la idea…

Publicidad
Publicidad

Síguenos en:

Publicidad
Publicidad
Publicidad