30 °C
C: 18.11 | V: 18:31

¿Y el derecho a la educación?

Por: Alejandro Velasco | 28 de marzo, 2019 - 06:21 | Opinión |

Realmente me sorprende como, algunas personas, afirman que justifican que maestros, como los de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, CNTE, dejen sin clases a cientos de niños de todos los niveles de educación, por estar en la búsqueda de mejores condiciones laborales; por supuesto que todo empleado está en plena libertad de exigir su derecho como mejor le convenga, siempre y cuando este dentro de la legalidad, pero sobre todo, sin afectar otros derechos, eso incluso está dentro de la frase más famosa del Benemérito de las Américas, Benito Juárez García, “ el respeto al derecho ajeno es la paz”, pero como es obvio, a ciertos maestros eso no les importa en lo más mínimo, pues no son pocas las ocasiones que integrantes de la CNTE, simplemente dejan de trabajar, violentando el derecho a la educación, que se supone, es superior a otros derechos, por dos principales razones; conforman las nuevas generaciones, y dos; es uno de los sectores más vulnerables.

Pero más me sorprende que esta justificación la haga quien pretende ocupar la titularidad de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en nuestra entidad, en este caso, Carlos Gutiérrez Casas, quien lo dijo dentro de una entrevista que le hice recientemente en la que, para él, está plenamente justificado el, prácticamente violentar el derecho de la niñez a la educación, y argumenta que en la medida en que una persona este conforme con sus condiciones laborales, mejor desempeño tendrá, cosa que no siempre ocurre, recordemos como algunos empleados, sobre todo del sector público, pese a tener prestaciones que en muchas ocasiones ni siquiera imaginamos, pues gozan de bonos casi hasta por respirar, como es el caso de los trabajadores del IMSS. un ejemplo es que después de cierto tiempo gozan, de hasta tres periodos de vacaciones, con goce de sueldo, y permisos para ausentarse de sus labores que pueden llegar a meses sin que ello resulte en la pérdida de su plaza laboral, y demás prestaciones inimaginables, y pese a ello, es muy común que estén enojados, mal haciendo su labor diaria, y eso es fácil de comprobar, basta con acudir y observar como tratan  al derechohabiente  ante la más mínima e inocente pregunta, por eso mismo el que un empleado tenga todas sus necesidades cubiertas, no garantiza para nada, que este satisfecho; primero de tener trabajo y segundo con sus prestaciones que ni Donald Trump tiene, como diría el clásico.

No creo que el resto de la población tenga que sufrir y verse afectada por que un grupo está exigiendo sus derechos, imagínese que harían los integrantes de la CNTE, si por alguna razón se toparan con una manifestación que les impidiera cobrar sus emolumentos, con lo violentos e irracionales que son, -no todos aclaro- la reacción seria de pronóstico reservado.

Así que no es de extrañar porqué, buena parte de la ciudadanía, considera que los derecho-humanistas se dedican a defender delincuentes y más si quien pretende estar al frente de la comisión en mención, justifica que se violenten unos derechos por estar defendiendo otros y esa, de plano, no es la idea…