20 °C
C: 17.98 | V: 18:20

Transporte no evoluciona

Por: Alejandro Velasco | 15 de marzo, 2019 - 07:18 | Opinión |

En ciudad Juárez al igual que en otras ciudades del país, el transporte público deja mucho que desear pese a que tiene ya mucho tiempo operando y por lo mismo los dueños de las concesiones deberían, -por la experiencia- ofrecer un mejor servicio, dado que en algún momento efectivamente, se dio una evolución del transporte público, porque cuando las famosas rutas iniciaron, daban el servicio en automóviles grandes de ocho cilindros que llenaban a su máxima capacidad, posteriormente metieron camionetas tipo van, a las que les quitaban los asientos originales, cuando los tenían, y les instalaban asientos corridos con la intensión de darles mayor capacidad de subir gente para que, en cada corrida, sacar la mayor cantidad de dinero posible. Posteriormente se introdujeron los camiones que en Estados Unidos se utilizan en el transporte escolar, lo que le dio un cambio notorio, pues simplemente por lo amplio de las unidades les brindaron comodidad a los usuarios.

Esas eran las ruteras y sus inicios pero, a la par operaba el sistema de transportes urbanos el cual utilizaba unidades más adecuadas para prestar el servicio, se trataba de camiones especialmente construidos para tal propósito; se debe reconocer que no eran nuevos sino que se habían ya utilizados en otra ciudad pero estaban en buenas condiciones y con las bondades, por ejemplo, de tener dos puertas una de abordar en la parte delantera del lado derecho y la otra de descenso en la parte posterior también derecha, además estaban equipados con botones para anunciarle al chofer que uno, o más usuarios quería bajar de la unidad, no se tenía que gritar el clásico “Bajan”. En este caso los camiones eran más amplios que los escolares y en general presentaban mejores condiciones para los usuarios, lo malo es que eran más costosos, pese a ser de segunda mano, por lo que los dueños de esas concesiones empezaron a adquirir unidades de transporte escolar y solo los pintaron con los colores de los camiones urbanos, así que bajar los costos, provocó que en lugar de que el servicio mejorara, tuvo un retroceso importante.

Y de ahí en adelante ya no se han dado mejoras en los camiones salvo en contadas ocasiones que algún concesionario decide invertirle al negocio y consigue unidades en ocasiones recicladas, es decir, a los vehículos cuyo chasis está en buenas condiciones, se le pone una nueva carrocería con todo sus interiores, llantas y demás accesorios pero lo que funcione bien se le deja, de tal modo que, en apariencia y en capacidad se mejora y por mucho a los anteriores camiones.

Sin embargo las declaraciones del jefe del Departamento de Transporte en la Zona Norte, Luis Lugo Ordorica, en el sentido de que únicamente entre 250 y 300 unidades del transporte público, están dentro de los lineamientos permitidos para brindar el servicio adecuadamente, es realmente preocupante, pues se trata de tan solo el 25% del total, lo que representa que la mayor parte del transporte en Juárez está en condiciones deplorables con todo lo que ello implica, pero lo mas preocupante es la seguridad de los pasajeros, ya que también eso explica, como es que, en no pocas ocasiones, estos viejos camiones se ven involucrados en accidentes al no responderle los frenos, o de plano se les sale el eje trasero, dejando, por lo menos, lesiones a los usuarios.

Según se ha dado a conocer las multas y retiro de unidades de circulación ha sido permanente, sin embargo, no se sabe que tan efectivos van a ser, como para que los concesionarios comiencen a invertir de verdad en renovar las unidades y capacitar a sus choferes con la finalidad de que tengan como prioridad la seguridad de las personas que llevan a bordo y esa debería ser la idea…