20 °C
C: 17.98 | V: 18:20

Yaitepec-Juquila, masacre que viene; mano negra de UVI-Jara

Por: Alfredo Martínez de Aguilar | 12 de marzo, 2019 - 06:21 | Opinión |

* Para los curas guerrilleros Romualdo, Francisco, Wilfrido Mayrén Peláez y Arturo Lona Reyes, Salomón Jara y Flavio Sosa, la Defensoría de los Derechos Humanos, bien vale una masacre.

* Confluyen otras manos negras que avivan el conflicto con intereses político-económicos como las del munícipe de San Pedro Mixtepec, Fredy Gil Pineda Gopar. Los extremos se tocan.

A lo largo de la historia de Oaxaca la ambición desmedida de algunos oaxaqueños ha sido detonada por la perversidad que les caracteriza sin importarles destruir a la Gran Señora del Sur.

Y no se trata solo de actores políticos de todos los partidos, sino también de perversos y pervertidos jerarcas y sacerdotes de la Iglesia Católica, cuyo pecado menor es ser “garañones”.

Unos y otros han puesto en marcha una nueva conspiración para mantener en su poder el control político y presupuestal de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca.

Para los curas guerrilleros Romualdo, Francisco, Wilfrido Mayrén Peláez y Arturo Lona Reyes, Salomón Jara y Flavio Sosa, la Defensoría de los Derechos Humanos, bien vale una masacre.

Y para el nuevo baño de sangre qué mejor que el pretexto sea el conflicto entre Santiago Yaitepec y Santa Catarina Juquila, amén de apoderarse del gran negocio de las limosnas de El Pedimento.

Confluyen otras manos negras que avivan el conflicto con intereses político-económicos como las del presidente municipal de San Pedro Mixtepec, Fredy Gil Pineda Gopar. Los extremos se tocan.

El enfrentamiento que viene es el instrumento ideal para presionar y chantajear al Gobierno de Alejandro Murat y obligarle a negociar la entrega de la Defensoría de los Derechos Humanos.

Con la perversidad de los curas guerrilleros seguidores de la Teología de la Liberación en la Región Pacífico Sur de la Iglesia Católica, Uvi y Lona, eligieron el Santuario de la Virgen de Juquila.

El baño de sangre inició ayer al ser ejecutado Jonás González Ayuso, ex funcionario del IEEPCO y presunto asesor de Santiago Yaitepec y otra persona en la colonia El Diamante de Xoxocotlán.

A quienes lo duden por ignorancia, ingenuidad, escepticismo, amistad o complicidad, ahí están las fotos de Flavio Sosa cabildeando con Lona Reyes para mantener en su poder Derechos Humanos.

Ahí está la denuncia de los comuneros de Juquila contra el vocero de Morena en el Senado, Salomón Jara Cruz, y el tuit del senador llamando a quemar casillas en el municipio capitalino.

Desde la Comisión de Derechos Humanos de la LXI Legislatura del Congreso del Estado, Flavio impulsó la creación de la Defensoría y se apoderó de ésta imponiendo a sus incondicionales.

En complicidad con los curas guerrilleros Romualdo, Francisco, Wilfrido Mayrén Peláez y Arturo Lona Reyes, obispo emérito de Tehuantepec, impusieron a éste último y a Arturo Peimbert Calvo.

No se trata, pues, de un simple conflicto agrario más, sino de un gran negocio financiero que supera los 30 millones de pesos anualmente obtenidos mediante las limosnas de los peregrinos.

A ello obedece la perversa maniobra de echar gasolina al fuego al conflicto entre Yaitepec y Juquila, a pesar de la firma de un Acuerdo de Paz con el Gobierno de Alejandro Murat Hinojosa.

Es la razón de la radicalización de Santiago Yaitepec que obligó a sus vecinos de Santa Catarina Juquila a retener al Comisionado de la Policía Preventiva Estatal, José Sánchez Saldierna.

Es una acción desesperada de los habitantes de Santa Catarina Juquila, porque se agotan los alimentos, después de 40 días de bloqueo y del actual sitio, impuesto por Santiago Yaitepec.

Mediante esta medida de presión los vecinos de Santa Catarina Juquila esperan que el Gobierno federal y estatal intervenga en un operativo conjunto y retiren el bloqueo que lleva 40 días.

Ciertamente, no es nada nuevo en la Tierra del Sol en la que Dios nunca muere, pero los curas y agitadores incendiarios de la Cuarta Transformación aprovechan los vacíos de gobernabilidad.

Por falta de recursos o por conservar la “chamba”, inexplicablemente el Secretario General de Gobierno, Héctor Anuar Mafud, por complicidad o complacencia, deja hacer y deja pasar.

Extraña actitud del tres veces responsable de la política interior del Estado, porque enfermo como está Héctor Anuar Mafud, debiera tener como prioridad triple A, cerrar con broche de oro su vida.

Indispensable es recuperar la memoria histórica para no tropezar con la misma piedra. Las traiciones y las complicidades tienen, desde luego, vieja data en Oaxaca desde hace medio siglo.

La caída del gobernador Manuel Zárate Aquino, provocada por el alcohólico Secretario de Gobernación, Jesús Reyes Heroles, entronizó la administración de los prefabricados conflictos.

Con la consumación de la traición a Oaxaca y a los oaxaqueños treparon al poder los arribistas “gitanos”, “mangudos” y “extraditables”, izquierdistas burgueses del echeverrismo populista.

Obtuvo carta de naturalización la anarquía como principal fuente de riqueza mal habida en el gobierno, desde el gobierno y en contra del gobierno, a través de la industria del chantaje.

Con genial perversidad Reyes Heroles utilizó la ambición política de Heladio Ramírez y éste, a su vez, utilizó el resentimiento de Crispín Carrera contra don Manuel, a pesar que le mató el hambre.

El antiguo mocito mazateco de Zárate Aquino, a quien éste y “La Negrita” doña María Eugenia le abrieron las puertas de su corazón y hogar y dieron comida, volcó su odio contra el gobernador.

Con la perversidad del indio ladino, por ilustrado, como Secretario General del Despacho, Crispín Carrera Rayón, traicionó al entonces gobernador interino, General de Brigada Eliseo Jiménez Ruiz.

Sentó sus reales la creación de los conflictos político-sociales y su administración para ostentarse como el gran solucionador de los mismos y preparar el arribo de Heladio a la gobernación.

Se dio así el punto de quiebre que ha conducido a la actual debacle en la que, después de 42 años, se siguen administrando los conflictos político-sociales en Oaxaca en perjuicio de los oaxaqueños.

Detrás de la noticia

Alfredo Martínez de Aguilar

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.