20 °C
C: 17.98 | V: 18:20

No todo es dinero

Por: Alejandro Velasco | 06 de marzo, 2019 - 03:15 | Opinión |

De plano cuando se desconoce la realidad de un problema se cometen errores garrafales que difícilmente se pueden resolver solo con la entrega de dinero, esto se lo comento por que la situación de la violencia doméstica o al interior de los hogares, la cual se presenta en la mayoría de los casos en contra de las mujeres de todas las edades, esto es, desde las más pequeñas incluso de meses hasta las adultas mayores; casos que, desafortunadamente se presentan muy seguido y se sabe por qué a través de los noticieros de radio y televisión y por supuesto redes sociales, se dan a conocer estos lamentables hechos, en otras ocasiones son familiares o conocidas quienes son víctimas de la violencia por parte de sus parejas sentimentales, quienes se supone, son las personas que más las quieren, sin embargo los golpes y las agresiones verbales de ninguna manera son formas adecuadas de demostrar el afecto y respeto que se debe tener por el ser amado.

En ocasiones desde afuera hay gente que cuestiona el por qué las mujeres en situación de violencia no votan al esposo, nada más que no es tan fácil, solamente quienes viven con estos sujetos saben el infierno que es estar cerca de ellos, y de lo que son capaces de hacer con tal de seguir agrediéndolas, es decir, las buscan hasta donde estén y en muchas ocasiones ni los familiares pueden hacer algo para protegerlas, pues se trata de sujetos sumamente agresivos que con el enojo que les producen los celos o algún otro factor, hacen lo que sea por seguir maltratando a esa persona que un algún momento dijeron que amaban por encima de cualquier otra persona; por lo anterior el problema de las agresiones a las mujeres no es tema menor y por lo mismo no se resuelve con darles dinero; si así de fácil fuera la solución, los padres de las mismas, simplemente, les entregarían una cantidad al mes y con eso sería suficiente, pero, insisto, no se trata de dinero, no es tan simple resolver una situación multifactorial, ¿a quien se le ocurre que una mujer víctima de violencia va a terminar con ese flagelo con el simple hecho de recibir dinero?, eso solo lo podría considerar alguien completamente ignorante de la problemática o que carece de la sensibilidad para comprenderlo, simplemente no es capaz de hacerlo, no tiene idea, como diría el extinto Paco Stanley, están ajenos al problema y su magnitud.

Pues de esa forma es como el presidente, Andrés Manuel López Obrador, pretende ayudar a las mujeres en situación de violencia, y eso solo se le puede ocurrir a alguien que no tiene ni idea de lo que está hablando, pero como es obstinado, nadie lo puede sacar de su error y está empeñado en quitar los recursos a los refugios de mujeres que les brindan un lugar a ellas y sus hijos, sitios que las mantienen literalmente escondidas; pero sobre todo protegidas de sus agresores, además les brindan las estrategias para alejarlas de la violencia, no son simples ocurrencias, pues con la experiencia, las encargadas de los refugios, saben de qué forma movilizarlas sin dejar tanto rastro como lo haría una mujer asustada que lo único que quiere es escaparse de su situación, pero también se les brinda el apoyo emocional para que puedan tomar esa muy difícil decisión de dejar a su agresor; de otra forma lo único que tendrá la mujer agredida es dinero en su bolso para en algún momento, si ella misma se da valor, podrá animarse a huir, pero lo hará en un momento de desesperación, por lo mismo no tendrá la mente lo suficientemente despejada como para hacer un plan que sea efectivo y no la puedan localizar.

La agresión a mujeres no es un problema que se solucione con dinero, de hecho, muchos problemas no son de dinero, sino de estrategias, de acompañamiento y de terapia, la cual no se buscará si lo único que se tiene en mente es escapar, y el hecho de no tener la capacidad de entender eso de plano no es la idea…