C / 35°F
C: 18.40 | V: 18.80

Libertad contra CATEM; guerra que ya está aquí

Por: Alfredo Martínez de Aguilar | 25 de enero, 2019 - 06:17 | Opinión |

* Al igual que el gobernador Alejandro Murat, Oswaldo García Criollo tiene todo para tener éxito en su gobierno, juventud, firmeza de carácter y, apoyo federal y estatal. Para lograrlo, tiene que estar informado.

* En el fondo del prefabricado conflicto de ambulantes y de transportistas en Oaxaca capital, se trata de una guerra político-económica. Y la guerra estalló ya abiertamente entre los sindicatos Libertad y CATEM.

El Presidente Municipal de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín, puede prestar un invaluable servicio a Oaxaca capital: Reordenar el ambulantaje y la hoy llamada movilidad. Solo así se frenará la anarquía vial. No debe olvidar que ambas actividades son políticamente clientelares.

Para mantener el reconocimiento de la UNESCO como Ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad, es indispensable rescatar las calles de la capital oaxaqueña. Es un imperativo categórico y obligación impostergable de los tres órdenes de gobierno.

Dada su amplia trayectoria y participación en el Centro Patronal de Oaxaca, adherido a la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), Oswaldo no ignora que algunos empresarios participan en el ambulantaje, por lo que debe actuar con mucha decisión.

Al igual que el gobernador Alejandro Murat, Oswaldo tiene todo para hacerlo, juventud, firmeza de carácter y, apoyo federal y estatal. Para lograrlo, antes tiene que estar plenamente informado.

En el fondo del prefabricado conflicto en ambas actividades, se trata de una guerra político-económica. Y la guerra ya está aquí, estalló ya abiertamente entre los sindicatos Libertad y CATEM.

Ahí está la agresión a los elementos de la Policía Municipal del grupo de choque del sindicato Libertad para proteger a sus compañeros vendedores ambulantes al pretender retirarles de las calles del centro histórico y el posterior enfrentamiento con transportistas de CATEM.

Los dirigentes públicos y en las sombras del sindicato Libertad, algunos políticos y empresarios vinculados a oscuros intereses, presuntamente con nexos con la delincuencia organizada, deben entender, reconocer y aceptar que su tiempo, finalmente terminó.

Es el mismo caso de las otrora poderosas secciones de transportistas de la Confederación de Trabajadores de México (CTM). A ello obedeció el encarcelamiento de su dirigente estatal, Marco Antonio Cruz Sánchez. La soberbia por el poder y dinero, lo enloqueció y terminó preso.

Quiérase o no, ésta es la nueva realidad político-sindical de México. Muy bien haría el presidente municipal capitalino en entenderlo, si quiere tener éxito en rescatar las calles del centro histórico del ambulantaje y frenar la anarquía vial, para conservar la categoría de Ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad.

La Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), llegó a Oaxaca para quedarse. A querer o no, guste o no, los tiempos cambiaron con la Cuarta Transformación. Esperemos que sea para bien de Oaxaca y de México.

El secretario general de CATEM Pedro Haces Barba, hoy Senador de la República, contribuyó decididamente al triunfo de Andrés Manuel López Obrador en el Estado y Ciudad de México, y Oaxaca, Veracruz y Chiapas, entre otras entidades federativas.

Con el arribo al poder de López Obrador y su partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) las organizaciones obrero-sindicales de corte corporativista del Partido Revolucionario están llamadas a desaparecer con la rotunda derrota del PRI.  

Con sobrada razón, el edil García Jarquín recordó a una comisión de comerciantes informales que su administración municipal cuenta con todo el apoyo de la Federación y del Gobierno del Estado para poner orden en la ciudad capital.

La mayor prueba de ello se dio hace algunos días, durante el desalojo de los vendedores ambulantes que pretendieron instalar su tianguis en el Paseo Juárez El Llano, con la intervención del Ejército, la Policía Estatal y la Policía Municipal.

Al recibirles en el Palacio Municipal, el alcalde capitalino reiteró que cuenta con el respaldo del pueblo que lo eligió para poner orden ante el caos que intereses particulares han generado en el centro histórico de la ciudad.

“La ciudad no es mía, ni tampoco de ustedes, es de todos y por eso tenemos que crear las condiciones para que las personas puedan caminar en las calles y puedan disfrutar su ciudad”, aseveró al solicitarle diálogo.

García Jarquín, reiteró enfático que el ordenamiento del comercio ambulante en el Centro Histórico de la ciudad se realizará para restituir el principio de legalidad que debe prevalecer en toda sociedad para la convivencia armónica y pacífica de las y los habitantes.

Oswaldo García Jarquín señaló que el comercio en la vía pública debe estar sujeto a las áreas que la propia autoridad determine, sin afectar la vialidad, la imagen urbana o las áreas de uso común.

Por ello, informó a la representación de comerciantes que irremediablemente el Gobierno Municipal realizará un censo en el primer cuadro de la ciudad con el objetivo de indicar cuáles son los puestos que operan fuera de la ley.

Agregó que las y los comerciantes informales deben sujetarse a los reglamentos municipales y a las demás disposiciones fiscales municipales, como una muestra de voluntad y civilidad.

García Jarquín subrayó ante la comisión de comerciantes ambulantes con los que dialogó que el censo que aplica para la ley, es el que está en poder la autoridad, por lo que los exhortó a colaborar con las disposiciones del Gobierno Municipal.

El Presidente Municipal de Oaxaca de Juárez reiteró a la ciudadanía que el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, en el marco de sus atribuciones, hará lo necesario para restablecer el orden y la legalidad en esta ciudad colonial, Patrimonio de la Humanidad.

Es insoslayable que el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez tenga que hacer lo necesario para restablecer el orden en la ciudad con diálogo y negociación, ciertamente, pero ante todo con apoyo en la ley. No hay pretexto ni excusa para no hacerlo.

Esperemos que los representantes populares integrantes del Cabildo Municipal y los servidores públicos y colaboradores del Ayuntamiento capitalino sepan estar a la altura de su responsabilidad histórica, sino que la nación y Oaxaca, se los demande.

En este sentido, no faltó razón al presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Criollo, reiterar a los comerciantes ambulantes que la esencia del Gobierno capitalino es la legalidad. Todo dentro de la ley, nada fuera de la ley.      

Detrás de la noticia

Alfredo Martínez de Aguilar

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.