12.9°C / 55.2°F
C: 18.50 | V: 19.00

Pagamos por lo que debería ser gratis

Por: Alejandro Velasco | 03 de enero, 2019 - 20:00 | Opinión |

Como se dijo desde el año pasado, a partir de enero de este 2019, el centro comercial Las Misiones volvió a cobrarles a sus clientes por permitirles ingresar sus vehículos a su área de estacionamiento, es decir, sus clientes le generan ganancias desde su ingreso, o lo que es lo mismo, les cobran por acudir a comprarles, y no se trata de que la ley obligue a los particulares a regalar un servicio, como alegan los administradores del referido centro comercial, sino que por ley se deben dar facilidades a los clientes para acudir a estos centros de venta, incluso suena ridículo que a un cliente se le cobre en la tienda de conveniencia, además de la mercancía, por el cajón ocupado del área de estacionamiento, simplemente eso no puede ser, es así de fácil.

Lo malo es que seguramente los administradores del mencionado centro comercial están muy seguros de que la resistencia de parte de la ciudadanía a acudir hasta sus instalaciones durará muy poco tiempo, para después ingresar sin remedio y pagar lo que indica el letrero, también habrá que ver si efectivamente los supuestos seguros que se adquieren al momento de ingresar al aparcadero se hacen efectivos en caso de que el comprador necesite, por ejemplo, de que le pasen corriente, o que lo indemnicen por el robo de su carro, pues se supone, que con el pago del estacionamiento se cubren esos rubros, pero recordemos que de esa forma comenzaron la mayoría de los estacionamientos que pertenecen a alguna plaza comercial, pero en cierto momento y sin dar mayor explicación, dejaron de brindar el seguro, mientras que los clientes no tuvieron la precaución de revisar que las pólizas siguieran vigentes.

Otro tema que es muy lamentable es que también a los locatarios y trabajadores de los distintos comercios al interior de las misiones se les cobrará, y esto de plano habla de la forma tan avara en que se manejan los administradores del lugar, pues seguramente no debe ser mucho dinero el que pierdan por brindarles gratis el espacio a los empleados, sobre todo tomando en cuenta que ellos –los trabajadores- de ahí sacan su gasto, al final de cuentas no se van a volver ni más ricos ni más pobres.

Tampoco es nada justo para la gente que acude todos los días al gimnasio ubicado al interior, pues aunque se mencione que serán solo 5 pesos por dos horas, estos se convierten en 25 pesos a la semana, 100 pesos al mes y 1200 pesos al año y eso pensando que solamente acudan cinco días a la semana, pues si se asiste los siete días, la cifra se eleva y por mucho, y ese gasto se le carga al cliente.

Por este tipo de situaciones y muchas otras, las nuevas generaciones prefieren hacer sus compras vía internet, ya que con ello, se ahorran mucho dinero, primero no tienen que gastar gasolina por manejar hasta los diferentes centros de venta, tampoco tienen que pagar por estacionar su vehículo, ni dar propinas de ninguna índole, además de que se evitan las aglomeraciones, situación que para nada les agrada, pues de inmediato se engentan, como se dice de forma coloquial, y eso va a provocar que en un futuro ya no sea negocio el mantener estos centros de venta en físico abiertos, pues ya no será rentable tenerlos, y de esa situación no estamos tan alejados, pero desafortunadamente eso no lo están viendo los administradores de esta plaza en particular, por el momento, porque en cuanto los demás vean que ya se le permitió a una empresa cobrar por lo que debería ser gratis, los demás harán lo mismo, lo malo es que ya nos agarraron el número a los mexicanos, con eso de pagar por lo que debería ser gratis, recordemos como ahora es muy común que se prefiera pagar por los servicios de entretenimiento, llámese televisión y radio, en sus modalidades de internet o cable, los cuales tienen distintas marcas, pero los más conocidos son netflix y las distintas cadenas de televisión por cable y spotify, por mencionar uno de música, pues la televisión y radio abierta realizan sus producciones y las pone a disposición de quien tenga un aparato receptor, sin necesidad de que se pague absolutamente nada, mientras que, en las de paga, si el cliente se atrasa un solo día, de inmediato se interrumpe la transmisión, pero bueno cada quien es libre de hacer con su dinero lo que quiera, lo que no se vale es que después se ande quejando de que no tienen ni para el netflix, como ya algunos dicen y esa no es la idea…