12°C / 53°F
C: 18.40 | V: 18.80

No es igual reducción del IVA, que estímulo fiscal

Por: Alejandro Velasco | 02 de enero, 2019 - 03:15 | Opinión |

Durante la próxima visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a esta frontera, programada para el 5 de enero, el mandatario tendrá que explicar muchas dudas que surgieron luego de la publicación del Decreto de Estímulos Fiscales para la Región Fronteriza Norte del país, en la que se menciona ya todas las promesas para la franja fronteriza, pues no queda claro de qué forma la disminución del IVA del 16 al 8%, se convertirá en un beneficio directo para la población en las fronteras, ya que según el análisis que hasta el momento han hecho en la COPARMEX, y en CANACO de nuestra ciudad, resulta hasta cierto punto complicado saber la forma en que operará el referido decreto, pero no solo en lo concerniente al IVA sino también en lo relacionado al Impuesto Sobre la Renta, ISR ,en tanto que la tan mencionada zona franca, también deja muchas dudas sobre lo que contiene y las bondades que podría traer para quienes habitamos en la frontera, mientras que en la nombrada como, homologación de los energéticos con los precios en los que se ofrecen en Estados Unidos, persisten las dudas, ya que se menciona una disminución de impuestos, pero quienes residimos en Juárez sabemos muy bien lo que significa una homologación, en el caso de las gasolinas, esto es, que todos las semanas se ajustaba con el promedio de los precios del referido energético, en la unión americana y el tipo de cambio, con  ello, todos los lunes sabíamos si la gasolina subía, bajaba o se mantenía y si hacíamos una comparación doméstica, efectivamente se podía comprobar que la homologación se hacía valida.

De entrada todo indica que los ciudadanos no veremos de forma directa la baja en el Impuesto al Valor Agregado, y eso no fue lo que dijo López Obrador una y otra vez en relación a este tema, y cualquier persona pensante se podría sentir defraudada, pues en ningún momento se dijo que se trataba de un estímulo, al contrario siempre se habló de la baja. Por lo mismo la mayoría interpretábamos como que los precios de los productos que cobraban IVA, bajarían un 8% de forma casi inmediata, tomando en cuenta que muchos artículos se hubieran adquirido con la anterior taza, pero los comprados a partir de enero de este 2019 ya llegarían al mercado con un impuesto del 8%, y es que si el decremento no se nota en el bolsillo del consumidor, es prácticamente como si no existiera.

Pero además se trata de un decreto, esto significa que en cualquier momento se puede dar por terminado, de hecho, la vigencia es solo de 2 años, por lo mismo después de ese tiempo, podríamos regresar a la taza anterior, lo que lo hace todavía más complicado, pero además de que no propicia la certidumbre. Y un detalle más que genera muchas dudas es, que tanto los estímulos del IVA como los del ISR son opcionales, esto es, que los empresarios deberán manifestar que les interesa entrarle a estos, para poder aplicarlos.

Por supuesto que nadie esperaba que las cosas ocurrieran como por arte de magia, pero dadas las reiteradas manifestaciones del propio presidente, la expectativa era que, se anunciara en qué momento entrarían las propuestas tal cual fueron anunciadas, pero no fue así, y ahora será necesario conocer la postura del empresariado, dado que serán, al final de cuentas, quienes tendrán una parte importante de la aplicación del famoso decreto, que hoy nos deja más dudas que certeza, y esa no es la idea…