12.9°C / 55.2°F
C: 18.50 | V: 19.00

Los herederos de la música mexicana

Por: Carlos Soria | 21 de diciembre, 2018 - 15:32 | Revista |

Cuando se pensaba que las canciones baladas, boleros y rancheras estaban a punto de desaparecer por canciones de géneros como reggaetón, urbana y trap, se ha encendido una luz de esperanza para los gustosos del romanticismo de las guitarras y los delicados acordes del piano, o lo esencial de las trompetas de mariachi, se trata del rescate de nuestra música, la música que se formó por la cultura mexicana.

Y si hablamos de la música mexicana es hablar de un sinfín de personalidades que hicieron de este su género; Lola Beltrán, José Alfredo Jiménez, Jorge Negrete, Consuelo Velázquez, Chavela Vargas, Vicente Fernández, Antonio Aguilar, Joan Sebastian y Juan Gabriel, entre otros.

Hijos de estas estrellas han tratado de hacer carrera en la industria musical, sin embargo son pocos los que han consolidado un camino propio, por ejemplo Alejandro “El Portillo”, hijo de Vicente Fernández y Pepe, hijo de Antonio Aguilar y Flor Silvestre; Carreras tan similares, pero distintas a la vez. Alejandro Fernández además del ranchero ha realizado colaboraciones con baladas y boleros, mientras que Pepe Aguilar, baladas, rock y cumbias.

Pero la cosa ahí no para, parece ser que ahora la tercera generación de estas familias han heredado el gusto por la música mexicana y han decidió empezar hacer carrera propia.

Los Aguilar: Leonardo y Ángela.

Los Hermanos Aguilar han heredado de su padre y de su abuelo, además del talento, el amor por la música mexicana.

A su corta edad Leonardo y Ángela ya han pisado los escenarios más importantes de México y Estados Unidos, además de que ambos, por separado, han sido nominados a los Latin Grammys y Billlboard en español.

Se han colocado dentro de la lista de los artistas menores de 20 años más escuchados en plataformas digitales, y aunque al inicio de su carrera musical compartían escenario con su padre, el público ha pedido verlos por separado forjando una carrera ajena a la de Pepe, pero siempre con el respeto que su familia le ha tenido por más de 50 años a los escenarios desde sus abuelos, Don Antonio Aguilar y Doña Flor Silvestre.

Los Fernández: Camila y Alex.

Desde que Don Vicente Fernández anunció su retiro de los escenarios, siempre comentó que le gustaría que su familia siguiera el camino de la música, que no solo Alejandro hiciera una carrera en el negocio sin no que sus nietos y otros hijos también lo hicieran, y como mandato del patriarca de los Fernández, fue una orden.

Este 2018, una de las hijas del Potrillo aparecería en una conferencia de prensa firmando lo que sería su primer contrato con una casa disquera de las más importantes en el mundo, y aunque contó con el apoyo de su abuelo y su padre, el disco de Camila pasó sin pena ni gloria.

Hace algunas semanas también se anunciaba el lanzamiento de Alex Fernández como cantante ranchero, pero ahí la cosa fue diferente, pues el joven fue bien recibido por el público pese a ser señalado como un “clon” de su padre Alejandro, mismo estilo y misma voz.

El ambiente del espectáculo puede ser muy cruel y demandante, pero seguramente estos herederos de la música Mexicana contarán con los consejos de sus familias, como se ha demostrado desde el inicio de sus cortas carreras y que seguramente cosecharán varios éxitos.