7.3°C / 45.2°F
C: 19.00 | V: 19.50

Virus de la gripe puede vivir hasta una hora en el aire

Por: Agencia AP | 07 de noviembre, 2018 - 11:34 | De Interés |
Archivo | Ilustrativa

La influenza, o virus de la gripe, causa alrededor de 200 mil hospitalizaciones al año en Estados Unidos. La vacunación estacional es la mejor línea de defensa, pero en los últimos años se ha demostrado que los desajustes de la vacuna pueden limitar su eficacia.

Nosotros estudiamos cómo se propaga el virus de la gripe entre las personas. Si bien recomendamos a todo el mundo vacunarse contra la gripe, los descubrimientos de nuestro estudio sobre la estabilidad de los virus de la gripe en el aire pueden aportar información útil a padres, profesores y personal sanitario para limitar la propagación del virus en su comunidad.

Si empleamos estrategias sencillas para reducir el virus de la gripe en nuestro entorno, podemos reducir el número de infecciones cada año.

¿Cómo se propaga la gripe?

La gripe se propaga entre la sociedad de tres maneras:
 
Contacto directo: cuando se da la mano o se tiene contacto físico con una persona contagiada.
 
Contacto indirecto: cuando el virus se propaga a través de una superficie contaminada, como el pomo de una puerta.
 
Suspensión: cuando el virus se expulsa al toser, estornudar o simplemente exhalar, y después una persona susceptible inhala ese aire.

Sin duda, estas tres vías fomentan la propagación de la gripe cada temporada, pero todavía no se conoce la importancia relativa de cada una.

Durante mucho tiempo, los científicos creyeron que los virus de la gripe en suspensión se volvían inactivos rápidamente con una humedad moderada o alta.

Sin embargo, recientemente demostramos que la mucosidad respiratoria humana protege contra la descomposición a los virus de la gripe que se encuentran en suspensión o en las gotitas de una superficie, independientemente de la humedad.

En nuestros estudios, rociamos los virus de la gripe en un tambor giratorio para comprobar si seguían siendo contagiosos tras una hora en un amplio abanico de diferentes humedades.

No descubrimos ninguna pérdida en la cantidad de virus contagiosos en ninguna humedad, lo que significa que los aerosoles expulsados que contienen virus de la gripe permanecen estables en el aire durante al menos una hora.

Otros datos sin publicar sugieren que los virus de la gripe, en presencia de mucosidades, pueden persistir en algunas superficies hasta 16 horas con muy poca pérdida de infectividad. Estos datos demuestran que los virus de la gripe infecciosa son muy estables en ambientes interiores.

¿Cómo reducir las posibilidades de propagar el virus?

Existen algunas medidas sencillas que pueden ayudar a reducir las posibilidades de contagiar el virus a otras personas. Las siguientes indicaciones pueden ayudar a eliminar el virus de la gripe infecciosa de las superficies y del aire.

Eliminar de las superficies el virus de la gripe:

Limpiar con frecuencia las superficies de mayor contacto, como los pomos de las puertas, las mesas, los botones de los ascensores y los grifos. Los productos de limpieza que contengan alcohol son efectivos para inactivar la gripe.

Lavarse las manos también puede ayudar a reducir la transmisión por contacto directo e indirecto.

Toser y estornudar cubriéndose con la camisa, en lugar de hacerlo con el codo o con la mano, es una buena forma de evitar que las gotitas y los aerosoles se desplacen por el aire y se depositen en las superficies.

Eliminar del aire el virus de la gripe:

Aumentar la circulación del aire en un lugar puede diluir los virus de la gripe en el aire y limitar su propagación. Esto se puede conseguir aumentando la frecuencia de cambio de los sistemas de ventilación de los edificios, encendiendo ventiladores de techo o portátiles y, si es posible, abriendo las ventanas.

Los purificadores de aire diseñados para eliminar partículas también podrían ser efectivos para eliminar los virus del aire, aunque esto no se ha probado de forma directa. Un purificador con un filtro HEPA y con una tasa de flujo alta eliminará la mayor parte de las partículas.

Y para las personas que no están enfermas pero que están rodeadas de personas que tienen gripe, las mascarillas quirúrgicas son especialmente útiles para protegerse del contagio si las utilizan las personas enfermas. Su intervención ayudará a evitar que la persona contagiada propague los virus, dado que estos salen simplemente al exhalar.