12.2°C / 54°F
C: 18.00 | V: 18.77

Trabajar desde el hogar

Por: Alejandro Velasco | 11 de octubre, 2018 - 03:15 | Opinión |

Mucha gente sueña con poder desempeñar su labor desde su casa, pues ello supone un clima de mucha más comodidad y libertad, pero aparejado con la obligación de cumplir adecuadamente con las tareas que cada quien tenga, por supuesto que  no todos los trabajos podrían desarrollarse de esa forma, pues existen otros que requieren de forma forzosa la presencia física, también contribuye a evitarse los tiempos de traslado que en algunas ciudades, como la ciudad de México, Guadalajara o Monterrey donde alcanzan más de dos horas en medio del tráfico. Ante tal escenario, la diputada federal y secretaria de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Lyndiana Bugarín, está impulsando una propuesta de ley que consiste, precisamente, en establecer horarios de entrada y salida escalonados en los centros laborales, así como tener la opción de trabajar desde el hogar, por lo menos un día a la semana.

En  nuestro caso, -Ciudad Juárez- quizás no son dos horas pero sí  se acerca a una hora, de puro tiempo de traslado, por ello la propuesta tiene mucho sentido, pues efectivamente ese lapso se podría invertir en otras actividades como la convivencia familiar y más en estos tiempos en que esa es precisamente una de las principales quejas en los hogares, dado que en muchos de estos casos son los dos padres quienes trabajan y por lo mismo el tiempo de convivencia entre ellos y con sus hijos, se ve drásticamente reducido con las consiguientes consecuencias.

La propuesta suena bastante bien, pero eso seguramente, aunque se apruebe, serán los dueños de las empresas quienes de forma voluntaria deberán acatar tal ordenamiento, incluso sin necesidad de que esto se convierta en ley las empresas pueden hacer esos ajustes a sus horarios y forma de trabajar de sus empleados, pues prácticamente se rompería con el paradigma de que todo empleado debe, necesariamente, permanecer dentro de las instalaciones de la empresa, hablando de la posibilidad de que algunos empleados pudieran trabajar desde su casa, pues esto podría generar cierta molestia en los que, por la naturaleza de su labor, no podrían acceder a esa forma de cumplir con su jornada, pero de que se trata de una buena idea, si lo es.

Claro que no porque no lo veamos como una forma cotidiana de trabajar, debemos desechar tal propuesta, por el contrario se deben intentar nuevas estrategias de trabajo, que incluso podrían mejorar de forma notable el rendimiento de los empleados, subrayando que es una posibilidad, porque también podría ocurrir todo lo contrario.

Por lo pronto la propuesta ya está sobre la mesa y no son pocos los legisladores que estarían dispuestos a apoyarlo, esperemos que no se trate de una forma de justificar las ausencias de nuestros representantes populares pues con el cuento de que sería obligatorio que por lo menos un día a la semana, las labores que se puedan, se hagan desde el hogar, muy seguramente se podría dar en las oficinas públicas y veríamos como, pese a que las curules se vean vacías ello no significaría que no están presentes, con el riego de que se la pasen dormidos mientras se desarrollan las ponencias y nada más a la hora de las votaciones, despertar para emitir el voto a favor o en contra, pero claro que eso sería pensar de forma muy pesimista, porque se supone que con los nuevos legisladores que también en teoría, ya tienen una forma distinta de pensar y actuar, este tipo de situaciones ya no van a ocurrir, pues debemos brindar el beneficio de la duda.

Así que todos los mexicanos debemos estar abiertos a estos cambios y aceptarlos, dado que las empresas que lo apliquen seguramente estarán midiendo constantemente el rendimiento de los empleados que pudieran acceder a ese privilegio, y seguramente habrá otros trabajadores que ni siquiera lo considerarían, ya que en la casa siempre existen muchos distractores que pudieran obstaculizar dar resultados, pero también que se tiene que contar con el equipo necesario aunado al servicio de internet para cumplir con las obligaciones de cada quien.

Esta forma de trabajar ya se puso en práctica en otras naciones, con formas distintas de pensar de sus pobladores, con muy buenos resultados, lo que indica que bien podríamos intentarlo, por lo menos esa es la idea…