9.7°C / 49.5°F
C: 18.00 | V: 18.50

Acusan a operador de limusinas en NY de homicidio culposo

Por: Agencia AP | 10 de octubre, 2018 - 14:24 | Internacional |
Associated Press

Nueva York.- La policía informó el miércoles que ha acusado a un operador de un servicio de limusinas de homicidio culposo después del accidente en el que 20 personas murieron en el norte del estado de Nueva York.

La policía estatal informó que Nauman Hussain, operador de Prestige Limousine, fue arrestado durante un control de tránsito en una carretera cerca de Albany.

Prestige Limousine está bajo severo escrutinio desde el accidente del sábado en Schoharie.

La policía indicó que Hussain es el operador de Prestige Limousine, pero dijo que Hussain se hacía cargo de la comercialización y las llamadas telefónicas mientras que su padre, el dueño de la empresa, se hacía cargo de la administración diaria de la compañía.

El abogado de la empresa, Lee Kindlon, habló con la prensa después del arresto de Nauman Hussain. Dijo que la policía “se precipitó al acusarlo de algún delito”.

Horas antes, la esposa del conductor de la limusina accidentada aseguró que su difunto esposo le había expresado preocupación por la seguridad de los vehículos de la empresa.

Kim Lisinicchia dijo a la CBS en una entrevista transmitida el miércoles que en varias ocasiones escuchó decir a su esposo, Scott: "No voy a conducir esto como está. Tienen que darme otro auto", pero al final "confiaba en lo que le decía la compañía de limusinas: que los autos estaban bien".

Scott Lisinicchia conducía la limusina, que por alguna razón no se detuvo en una intersección en un camino rural en Schoharie, en el norte del estado de Nueva York y se estrelló.

En el choque murieron dos peatones y las 18 personas en la limusina que festejaban el cumpleaños de una mujer. El conductor fue una de las víctimas.

La policía estatal y la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte investigan la cusa del choque, que causó el mayor número de víctimas desde la caída de un vuelo en las afueras de Buffalo en febrero de 2009, con un saldo de 50 muertos.

Se ha criticado a la empresa Prestige Limousine por tener vehículos plagados de infracciones y emplear a un conductor que carecía de una licencia comercial.

El abogado de Prestige, Lee Kindlon, ha dicho que el conductor tal vez calculó mal la posibilidad de detenerse al pie de una cuesta.

Sin embargo, la esposa del conductor respondió que su marido "gozaba de excelente salud. Era un conductor excelente". Durante más de 20 años manejó un tractocamión".