13.9°C / 57°F
C: 18.00 | V: 18.50

Pierde a López Obrador el afecto a sus amigos

Por: Alfredo Martínez de Aguilar | 02 de octubre, 2018 - 06:31 | Opinión |

* ¿Por qué los afectos por sus amigos pierden a los gobernantes de los diversos órdenes de gobierno, federal, estatal y municipal? ¿Acaso, en realidad, se trata de amistades cómplices?

* Condenable que el presidente electo, Andrés Manuel, contradiga sus ácidas críticas contra la frivolidad burguesa, por la austeridad impuesta so pretexto de combatir la corrupción.

¿Las maldiciones existen? Todo parece indicar que sí desde el punto de vista científico y religioso, entendidas como energía negativa. En el caso de la conducta hablamos de mandatos, lealtades y complicidades.

La Biblia en el Deuteronomio 5:9 dice: “No te inclines delante de ellos ni les adores. Yo, el Señor tu Dios, soy un Dios celoso. Cuando los padres son malvados y me odian, yo castigo a sus hijos hasta la tercera y cuarta generación”

Si las maldiciones existen, qué maldición pesa sobre el poder y los gobernantes. ¿Por qué los estúpidos se sienten inteligentes y los inteligentes enloquecen con el poder y, peor, si es absoluto?

¿Por qué los afectos por sus amigos pierden a los gobernantes de los diversos órdenes de gobierno, federal, estatal y municipal? ¿Acaso, en realidad, se trata de amistades cómplices?

Ciertamente, en la política y en la administración pública, no se trata de rodearse de los más capaces ni de los más leales, sino de amigos, compadres y socios, finalmente, cómplices todos.

A la luz de estas reflexiones es entendible, jamás justificable, que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, contradiga abiertamente sus ácidas críticas contra la frivolidad burguesa.

Y lo es más, por la supuesta austeridad impuesta autoritariamente so pretexto de combatir la corrupción, que en los últimos sexenios neoliberales priistas y panistas pudrió a México.

Frivolidad y despilfarro en la boda entre Dulce María Silva Hernández y César Yánez Centeno Cabrera, ex vocero de la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador, en la Cuarta Transformación de la República.

Algunos columnistas como Francisco Garfias tuitearon: “Fue una boda digna de la Revista Hola y un monumento a la incongruencia. Ángeles Azules¸ centenas de invitados; Menú con Langosta, filetes de res a la bordelesa. Lista de regalos en Palacio de Hierro que incluye biombo de 103 mil pesos. ¿Austeridad Republicana? Ajá.

Dónde quedó la profesión de fe juarista y la austeridad republicana, y la resignación a vivir en la honrosa medianía. Resulta increíble que muy pronto, incluso, antes de tomar posesión de la máxima responsabilidad política en el país haya pasado al desván del olvido.

“Bajo el sistema federativo los funcionarios públicos no pueden disponer de las rentas sin responsabilidad; no pueden gobernar a impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes; no pueden improvisar fortunas ni entregarse al ocio y a la disipación, sino consagrarse asiduamente al trabajo, resignándose a vivir en la honrosa medianía que proporciona la retribución que la ley haya señalado”.

El detalle, y no cualquier detalle, que más llamó poderosamente la atención de los observadores y analistas políticos es el hecho que, según se sabe públicamente, desde 2005 César Yáñez Centeno Cabrera no percibe ingresos. 

Como es lógico y natural, obligado es preguntar cómo hizo el hombre del presidente, César Yánez Centeno Cabrera, para pagar el cuantioso costo de la boda del año en la Cuarta Transformación de México. ¿De dónde obtendría los millones que costo la boda de súper lujo con Dulce María Silva Hernández? A menos, claro, que la empresaria poblana pagara.

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), asistió a la fastuosa boda el pasado sábado, y la acción le valió la crítica de usuarios en redes sociales por celebrar en un ambiente de presunto derroche monetario.

En medio de seguridad, vallas, lujos y la clase política local morenista, César Yáñez Centeno, hombre de confianza de AMLO, se casó con Dulce María Silva Hernández, mujer también cercana al tabasqueño.

La fastuosa boda religiosa, que requirió de invitaciones especiales, se realizó en la capilla del Rosario del templo colonial de Santo Domingo, una obra ubicada en el Centro Histórico de la capital poblana.

En la recepción, realizada en el Centro de Convenciones, estuvo el almirante José Luis Vergara Ibarra, uno de los mandos de la Marina, considerado como prospecto para ser el titular de esa dependencia, y del futuro secretario de seguridad, Alfonso Durazo.

Desde las 14.00 horas, curiosos se congregaron afuera del templo para conocer detrás de unas vallas a los novios que fueron custodiados por un cinturón de seguridad.

A partir de las 16.45 llegaron los primeros invitados, la mayoría de la clase política morenista, que dejaron atrás sus vestimentas normales.

El exdiputado federal de Morena y virtual coordinador del gobierno federal para Puebla, Rodrigo Abdalá Dartigues, además de la edil electa del municipio de Puebla, Claudia Rivera, iniciaron el desfile, precisaron medios poblanos y de la Ciudad de México.

El exgobernador de Puebla y virtual director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el nuevo gobierno federal, Manuel Bartlett Díaz, también acudió a la “boda fifí”, calificada así en las redes sociales.

Otro detalle criticado, de no menor importancia, es que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, excluyó a Puebla de su gira de agradecimiento, debido al conflicto electoral, pero este sábado 29 estuvo en esa entidad para acudir como testigo a la boda de su cercano colaborador, César Yáñez Centeno Cabrera, con la poblana Dulce María Silva Hernández.

Incluso se dio el primer encuentro informal con el mandatario poblano, José Antonio Gali Fayad, en la firma del enlace civil y ambos estuvieron separados a un metro de distancia, acompañados, cada uno, por sus respectivas esposas.

El tabasqueño encabezó la nueva clase política y gobernante del país del próximo sexenio a través del Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que estuvo presente por varias horas la tarde y noche de este sábado en la capital poblana. Primero, en la ceremonia religiosa efectuada en La Capilla del Rosario y, posteriormente, en la fiesta en el Centro de Convenciones.

Detrás de la noticia

Alfredo Martínez de Aguilar

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.