23.2°C / 73.7°F
C: 18.00 | V: 18.77

Prohibido tirar basura

Por: Alejandro Velasco | 12 de septiembre, 2018 - 03:15 | Opinión |

En este espacio he hablado ya en otra ocasión sobre el enorme problema que representa para nuestra ciudad la gran cantidad de basura que se puede ver en prácticamente todas las calles de Juárez, por supuesto en algunas, el problema es mayor, pues sobre todo los terrenos baldíos hay quienes consideran que se trata de tiraderos y por lo mismo ahí depositan cualquier cantidad de desperdicios, pero como es obvio no se trata de basureros y esto genera focos de infección para quienes viven en los alrededores, eso hablando de los lugares en los que el problema se agudiza; pero en general en el resto de nuestras calles una buena cantidad de gente simplemente lanza por las ventanillas de sus vehículos la basura, porque no quieren que su automóvil se les ensucie, pero también están quienes van en el transporte público y hacen lo mismo, de plano no existe la cultura de la limpieza y de ayudar a que las calles permanezcan libres de basura pese a que es una de las principales quejas de la mayoría, sobre todo en el centro, pues en redes sociales casi siempre dicen que está muy sucio que huele a rayos y demás comentarios que se refieren a lo desaseado que se encuentra el primer cuadro de la ciudad, pero la verdad es que esa zona es una de las que más se barren por parte de la autoridad y de algunos comerciantes que si se preocupan por que el frente de su negocio o alrededor de su establecimiento, sea mediano o pequeño, permanezca limpio, pero para conseguir eso, deben barrer varias veces al día, pues a las pocas horas de que concluyeron con la limpieza, de nueva cuenta ya está igual o peor que cuando asearon el lugar.

Y lo anterior no sucede por arte de magia sino que la basura llega a las calles porque alguien la tira, no aparece de la nada, por lo mismo lo que le decía con anterioridad; nos falta cultura para comportarnos como buenos ciudadanos, no solamente en la cuestión de la basura sino en general, ya que parece que no sabemos convivir con el resto de la población y por lo mismo, cruzamos las calles por donde se nos pega la gana, no respetamos los lugares para discapacitados, en ocasiones hay quienes se estacionan justo donde esta una cochera y hasta se molestan cuando el dueño de la casa les pide que se retiren para que le permitan la libre entrada y salida, también están los que, por ejemplo, en el cine suben los pies en el respaldo del asiento de adelante porque en el momento está vacío, pero no los bajan cuando llega alguien a querer ocuparlo, por cierto en estos casos eso de subir los pies no debería de ocurrir en ningún momento. Y así se pueden enumerar una serie de acciones que algunas personas llevan a cabo, lo que demuestra que no les interesa una buena convivencia con los demás cuando; si se vive en una comunidad, estamos obligados a seguir ciertas reglas de urbanidad.

Todo lo anterior lo refiero por que recientemente fue subido a las redes sociales un video de un taxista ruso que sacó de su vehículo a su pasajero porque tiró, lo que parece un bote en la vía pública. En el video captado por la cámara del vehículo que circulaba justo atrás del taxi se puede observar como el automóvil, un BMW, se detiene justo después de que se arrojó la basura al exterior, se encienden las luces intermitentes, baja el conductor, le hace señas al conductor de atrás por el alto, recoge la basura, abre la puerta del acompañante y no se ve si le da la basura o él se la queda, el caso es que arroja a su pasajero al piso para de inmediato subirse a su vehículo y retirarse a toda prisa, mientras que su pasaje no entiende el porqué de tal acción, simplemente se nota que no se percató que lo bajó por haber tirado la basura a la calle.

Por supuesto que no es la forma ideal en que se debería educar a la gente, ya que lo ideal sería implementar campañas de información y posteriormente aplicar sanciones ejemplares que nos indiquen a los ciudadanos que esta prohibido tirar basura en vía pública, solamente de esa forma vamos a entender, aunque esa no sea la idea…