7.8°C / 46°F
C: 19.25 | V: 19.70

¿De verdad veremos cambios con el nuevo gobierno?

Por: Alejandro Velasco | 05 de septiembre, 2018 - 06:22 | Opinión |

Uno de los principales reclamos de la ciudadanía para con sus representantes, llámese gobernantes, senadores o diputados es el llamado fuero, esa figura jurídica que los protege de toda acción judicial en su contra derivado de la comisión de un delito, por ello en campaña Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, ofreció eliminar el fuero para todo funcionario, sea de elección popular o no, incluido el propio presidente, y es que el fuero ha sido utilizado por algunos políticos para evadir la acción de la justicia y por lo mismo en ocasiones lo sacaban y mostraban abiertamente y casi como retando a los policías que osaran intentar detenerlos por alguna irregularidad cometida, sin embargo eso está a punto de cambiar, o por lo menos eso es lo que nos están diciendo, ya que ayer martes el diputado federal de MORENA Pablo Gómez, presentó esta iniciativa que, de ser aprobada, eliminaría el fuero y pondría en vigor la llamada “inmunidad” “que no es lo mismo, pero es igual" diría, Vicente Fernández, bueno los legisladores dicen que no y que la gran diferencia es que mientras el fuero impide todo inicio de proceso legal en contra de quien lo ostente, la inmunidad no lo hace y se puede iniciar una denuncia que seguirá su proceso correspondiente mientras, el imputado se mantiene en su cargo y será hasta que se dicte sentencia que se les retirará la inmunidad para ponerse a disposición de la autoridad competente.

Mientras que en el caso de que el denunciado y sentenciado sea el Presidente de la República, entonces corresponderá al Congreso de la Unión la decisión de despojarlo de la inmunidad y cesarle sus funciones con la finalidad de someterlo a juicio, para lo cual se pretende modificar el artículo 108 constitucional que a la letra dice “El presidente de la república, durante el tiempo de su encargo, solo podrá ser juzgado, por traición a la patria y delitos graves del orden común”, de esa forma podrá ser juzgado por cualquier delito, para ello se requiere que las dos terceras partes de los legisladores aprueben tales modificaciones, pues de trata de una modificación constitucional, mientras que las entidades federativas también tendrá que adecuarse a esta misma normatividad, por lo que suena bastante complicado que el resto de legisladores de partidos distintos a Morena acepten eliminar el fuero constitucional, sin embargo es un buen esfuerzo que esperemos se cristalice, ya que como lo mencioné el inicio, es uno de los principales reclamos de la población.

Afortunadamente parece que los cambios van en serio, al menos hasta el momento, pues ya se menciona de la cancelación del bono de arranque que les otorgaban a todos los senadores de la república y que consiste en 400 mil pesos para la compra de un vehículo que tenga un valor de más o menos 250 mil pesos, 25 mil para una computadora, y 117 mil para gastos varios, que no es necesario especificar el fin, los cuales seguramente algunos lo invertían en el guardarropa que necesitarían durante ese primer año como legisladores. Por otro lado está el caso del flamante gobernador con licencia de Chiapas, Manuel Velasco, quien pidió licencia como Senador para regresarse al gobierno de Chiapas y concluir con su encargo, solicitud que le fue negada por la mayoría de representantes de Morena, pero solo en un inicio, por que más tarde se volvió a subir el tema a la tribuna, en un hecho histórico, y los mismos senadores que temprano le negaron tal solicitud, se la aprobaron sin mayor trámite, por su parte Velasco mencionó que estaba en su derecho de solicitar licencia y efectivamente, pero solicitar no es un sinónimo de avisar, así que los senadores estaban en todo el derecho de negar tal solicitud, pero al parecer algo cambió su parecer, pese a que más temprano las legisladoras Xóchitl Gálvez del PAN y Blanca Piña de Morena criticaron las maniobras legales y políticas con las que Velasco pretendía entrar y salir del senado a la gubernatura, cosa que se le permitió al final de cuentas.

Así que por lo pronto, los cambios que esperábamos con los nuevos legisladores que desafortunadamente se prestan a las artimañas políticas que se han utilizado para, de forma legal acceder al poder y pasar de un puesto a otro sin el mayor problema o posibilidad de sanción siguen ocurriendo, y esa no era la idea…