7.3°C / 45.1°F
C: 19.90 | V: 20.40

Figura latina

Por: Manolo de la Laguna | 07 de agosto, 2018 - 05:50 | Opinión |

Contra nuestra voluntad, el domingo tiramos hueva, la noche anterior nos habíamos desvelao en una fiesta quinceañera y ahora, bajo er viviente sol, tendremos qué caminar a las doce del día, para que se nos quiete lo haragán y ponernos a prueba como vencedores del desierto, aunque esto lo hacemos todos los días, desafiando, además, el peligro.

El ambiente taurino por estos lares, está en calma, sino fuera por nuestras múltiples actividades cotidianas, no sabemos qué sería de nosotros, viejos, bofos y sin toros, como le dijo er cubanito ar Faraón de Texcoco: Silverio Pérez, cuando éste bajó del avión: Sería la muerte chico. Pero no hay que rajarnos, ya llegará el 17 de agosto y entonces estaremos en nuestra BARRERA DE SOL, en la tradicional plaza de toros riobravense "Alberto Balderas".

Y como la burra, volvemos al trigo: Qué pasa con los toreros mexicanos, por qué están opacaos, por qué están tapaos, por qué no brillan en el reducido mundillo taurino ¿será por eso? ¿Por lo achicao del medio?, Estas y otras preguntas nos revolotean dentro del testuz ¡Olé! y no encontramos la respuesta y los doctos, los eruditos, los sabios del toreo, no logran o no quieren despejárnoslas o hacernos luz. ¡Qué le vamos hacer!

Por lo pronto ha emergido la nueva Figura Latina, porque en el toreo hay figuras y hasta figuras cimeras; no hay reyes, ni emperadores, ni héroes ni cosa que se les parezca, por eso nuestra desesperación de que ningún torero azteca cimbre, ni siquiera las plazas de este inmenso territorio llamao México, próximo a estrenar nuevo gobierno, con un gran aficionao ar beisbol, al frente.

Cierto que ha surgido una nueva figura latina en er mundillo taurino, pero si bien es cierto que desde el sur del río Bravo hasta la Patagonia todo es América Latina, también lo es que esta figura no es mexicana (que nos disculpen los Adame), es peruana quien, en España, como César: Llegó, vio y venció y allí está, peleándole las palmas una tarde sí y otra también, a las figuras españolas como Er Juli y Ponce, por citar sólo dó.

El Cóndor Andino, está volando muy alto y así lo testifican sus rotundos triunfos obtenidos en pasaos días en Valencia, Santander y Huelva, donde al cortar dos orejas o más, por tarde, sale a hombros y por la puerta grande, repetimos, al lao de las figuras hispanas y ¡claro!, sus emolumentos aumentan, aumentan, aumentan, para coraje del descendiente de Atahualpa y su apoderao ¡joder! Vale.

Barrera de sol

Por Manolo de la Laguna