31.2°C / 88.1°F
C: 18.25 | V: 18.74

Gasolinas baratas hasta 2020

Por: Alejandro Velasco | 10 de julio, 2018 - 05:41 | Opinión |

En una nota que aparece esta semana en el periódico Excélsior en la sección denominada Dinero, abordan el tema de lo que costaría disminuir los precios de las gasolinas como lo propuso Andrés Manuel López Obrador, candidato electo a la presidencia de la república durante su campaña, e indican que se requerirían poco más de 107 mil millones de pesos que impactarían a lo que se pretendía recaudar a través del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a los combustibles y relacionan estos recursos a la propuesta de apoyar a los jóvenes denominados “nini’s” con una cantidad mensual en lo que aprenden un oficio que les permita generar sus propios ingresos, lo que costaría más de 110 mil millones de pesos y refieren que los más de 107 mil millones de pesos que se dejarían de percibir representan el 12.5% de todo el gasto fiscal estimado para este 2018 que asciende a 864 mil 604 millones de pesos y agrega que, ante el incremento que ha sufrido el petróleo los precios de las gasolinas se incrementarán por lo que el subsidio sería mayor.

En fin los analistas señalan que sería muy complicado cumplir con la referida promesa de hacer que los precios de los combustibles bajen, sin embargo el propio AMLO tras la reunión que tuvo ayer con los empresarios integrantes de la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN), afirmó que el precio de las gasolina va a bajar hasta mediados de su mandato, es decir, en unos tres años, en lo que se regulariza la producción de gasolinas en nuestro país, pero mientras tanto el compromiso fue que no habría gasolinazos, además de mantenerse los precios de este y otros energéticos como el gas, diésel y energía eléctrica y por lo mismo no aumentarán más allá de la inflación, por lo que hablando de la economía del individuo, sí vamos a ver que los precios se eleven y si nos salen con que, que es que no sube en términos reales, pues que más real que pagar más dinero por la misma cantidad de combustible, y como ciudadanos eso no nos afectaría si hubiera un incremento sustancial al salario mínimo, ya que convenientemente las autoridades cualquier aumento al minisalario ese sí es aumento, ahí no se maneja eso de “términos reales” situación completamente injusta en la práctica, aparentemente no en la teoría económica.

Y es que debemos ser realistas, durante las campañas se prometen muchas cosas que ya en la práctica resultan muy complicadas de llevar a cabo de forma rápida, pues se requiere del consenso con otras fuerzas políticas o de fortalecer algún área en específico y lo relacionado a los combustibles, la realidad es que se descuidó completamente a la más grande empresa que teníamos los mexicanos y, por ejemplo, lo relacionado a la refinación del petróleo quedamos rezagados pues se dejaron de construir refinerías para abastecer el consumo interno y las que tenemos no están funcionando al 100%, lo que dio como resultado que ahora resulte sumamente costoso ponerlas al día en cuanto a capacidad y tecnología se refiere, claro que eso no implica que sea imposible, pero se va a tardar y costará mucho dinero.

Por supuesto algo que debe solucionar o comenzar a solucionar, el nuevo mandatario, es el tema de los “huachicoleros” delincuentes que se dedican a robar combustible abriendo tomas clandestina a los gasoductos de PEMEX, práctica que le provoca muy fuertes pérdidas a la paraestatal, pero si se logra controlar ese sangrado, va a ser de mucha utilidad para las finanzas del país.

Habrá otros temas en los que sí, con que se mande la propuesta desde el ejecutivo se podría implementar, pues prácticamente López Obrador cuenta con mayoría en ambas cámaras lo que le facilitará el cumplimiento a lo dicho en campaña.

Por lo pronto no esperemos que las gasolinas bajen, no en el corto plazo sino hasta el 2020 por lo menos, parece muy lejana la fecha pero en realidad, no lo es, y si las cosas le salen al tabasqueño como las está planteando seguramente lo veremos materializado, pero mientras tanto preparémonos para los incrementos “normales” a los energéticos, aclarando que esa no debería ser la idea…