19.7°C / 67.4°F
C: 18.10 | V: 18.60

Los rojos chuecos

Por: Alejandro Velasco | 04 de julio, 2018 - 05:50 | Opinión |

Ayer se presentó un accidente automovilístico entre dos vehículos que circulaban sobre la avenida 16 de Septiembre y calle Constitución.

Según la versión de los conductores ambos tenían la luz verde del semáforo, por dicha razón este caso fue enviado al área de peritos para que ahí se deslindaran responsabilidades, afortunadamente solamente se reportaron daños materiales sin tener personas lesionadas, así que se trata de un incidente hasta cierto punto común en nuestra ciudad, sin embargo me gustaría resaltar dos cosas; una que es ya muy frecuente que los conductores excedan los límites de velocidad en todos los rumbos de la ciudad, eso incluye, calles en las que eso definitivamente no se debe hacer, pues son estrechas y en sus laterales están llenas de carros estacionados, permitido o no pero estacionados, y en ese afán de ganar tiempo se pasan los semáforos en rojo, y en los lugares donde existe un señalamiento de alto, simplemente lo omiten sin mayor problema, además de que los espacios que son para que los peatones crucen las calles por lo regular los invaden, como si pudieran, en algún momento, pasarse la luz roja, lo que también representa una situación de riesgo para quien va caminando pues no tiene el espacio suficiente para poder caminar de forma, hasta cierto punto segura; y dos que en este caso que menciono, uno de los vehículos es de los que fueron introducidos de forma ilegal al país y porta uno de esos engomados rojos, desconozco si es auténtico o esta clonado, pero a lo que voy con esto es que el argumento con el que se escudan quienes expiden estos distintivos y los que los compran, es que por ser humildes se ven obligados a traer un vehículo irregular, nada más que en las imágenes uno de los automóviles es un Chrysler 300 con rines y llantas de lujo, por lo que de ninguna manera se trata de un carro de mil dólares ni tampoco de un modelo muy viejo, mínimo debe ser 2005, que ciertamente no se puede regularizar o al menos no a bajo costo, pero tampoco salió barato pues, por lo que se ve, al menos debieron desembolsar dos mil 500 dólares, que si lo convertimos a moneda nacional, tomando el dólar a 20 pesos, estaríamos hablando de 50 mil pesos, cantidad que para nada es pequeña y que además sabiendo cómo se hacen las ventas de carros en Juárez, es de suponer que la suma se pagó en una sola exhibición y en efectivo, mientras que el otro automóvil involucrado en el accidente, mismo que resultó el más afectado, luce un poco más viejo pero al parecer si esta regularizado, al menos eso parece, así que aunque estamos exigiendo un cambio, parece que en lo individual no estamos dispuestos a cambiar, pues se sabe perfectamente que manejar un automóvil internado de forma ilegal a territorio nacional constituye un delito y aun así persiste ese tipo de comportamientos en buena parte de la población que simplemente compra un engomado de 300 pesos y deja de pagar impuestos que, en teoría contribuirían al mejoramiento de nuestra ciudad y estado, claro en el mejor de los casos.

Por todo lo anterior la reflexión es que, no es que no es falte cultura vial, puesto que la realidad es que la mayoría sabemos lo que se puede y no se puede hacer, nada más que, como que estamos abusando ultimaste pues no es nada extraño ser testigos de ese tipo de conductas, pero lo más lamentable es que ya ni a la autoridad vial se le respeta, y por lo mismo se han presentado agresiones a los elementos que lo único que están haciendo es cumplir con su trabajo, reconociendo que en ocasiones si cometen abusos contra los conductores, pero también está la decisión de cada quien si accede a entregarle una propina al tránsito o asume su responsabilidad y acepta la infracción correspondiente, hay que recordar que en los casos de corrupción son dos las partes involucradas y mientras no se cambie esa forma de actuar seguiremos en las mismas y esa no es la idea…