19.7°C / 67.4°F
C: 18.10 | V: 18.60

Terminó el sueño

Por: Alejandro Velasco | 03 de julio, 2018 - 05:49 | Opinión |

Se terminó el sueño mundialista de México y como siempre no pasamos del cuarto partido y la verdad es que no existe justificación para seguir teniendo los mismos resultados de los últimos mundiales a los que se ha asistido, pues se supone que se debería de aprender de los errores para no volverlos a cometer pero, como que eso de aprender no se nos da, pues cada mundial es lo mismo, la gran meta a conseguir es pasar al quinto partido, cosa que ayer volvió a quedar como un sueño al que se aspira cada cuatro años pero que no deja de ser solo eso, un sueño.

Y la verdad no se puede entender la razón, puesto que a los jugadores se les trata muy bien, se les busca apoyo psicológico, les dan buenos sueldos, tienen a los mejores preparadores físicos, gimnasios e instructores además de tener a su disposición cualquier cosa que pudieran necesitar y aun así, salen con lo mismo, puros resultados a medias, ah pero eso si se dan sus fiestones de despedida donde los excesos están a la orden del día, aunado al escándalo que los pone en evidencia y les impacta en la imagen que proyectan; cuando lo que deberían de hacer es concentrarse y fijarse como meta, no llegar al quinto partido, sino ganar el mundial, pues si no es ese el propósito entonces ¿a qué se va a los mundiales?, ¿nada más a pasear a los jugadores y cuerpo técnico? O de verdad lo hacen con la idea de salir victoriosos, como que eso es lo que le hace falta a la selección mexicana de futbol, tener muy claro a lo que van, pero también la afición debe ser más exigente, ya que de entrada les justifican su mala actuación, y prueba de ello es que van a recibirlos como si de campeones se tratara, y no estoy sugiriendo que acudan para reclamarles o insultarlos, sino que simple y sencillamente no vayan a recibirlos, que lleguen y solo su familia los espere, ya que la verdad no merecen un recibimiento de estrellas del futbol mexicano puesto que está visto que no lo son y no porque les falte talento y habilidades sino porque lo que les falta, es el hambre de triunfo, la actitud de verdaderamente traer un título mundial y que no solo regresen de un fogueo internacional al que los mandamos cada 4 años. No es justo sobre todo para la gente que prácticamente hace una pausa en su vida para apoyar a los futbolistas mexicanos en esos encuentros de clase mundial, y esto es cierto pues algunos deciden no ir a trabajar, a la escuela o de plano cambian las fechas de festejos especiales, mientras que otros hasta se levantaron temprano, y todo, por no perderse un partido de la selección, así que nada más tomando en cuenta este tipo de situaciones es que deberíamos de tener a jugadores más comprometidos que de verdad sea su prioridad, al menos en ese momento, el conseguir avanzar hasta la final y no conformarse con pasar al quinto partido, el cual parece que cuando se consiga se sentirá casi, casi como ganar la justa mundialista.

Pero por supuesto que como mexicanos merecen más que solo un quinto partido, estamos ya como para pedirles que den el esfuerzo que se requiera para que traigan la copa, ¿acaso se les estaría pidiendo algo imposible?, no lo creo puesto que ya otras selecciones lo han hecho, ello significa que también tienen esa posibilidad, puesto que consiguieron calificar para competir con lo mejor del mundo y ya solamente partiendo de esa premisa, podemos pensar que cualquiera de los que participan tienen la posibilidad de llevarse la copa, la cuestión es que todos estén pensando en el mismo objetivo, al final de cuentas les conviene a todos ya que los técnicos y dueños de los clubes más prestigiados del mundo los están viendo y podrían, si lo consideran, contratarlos con sueldos muy superiores a los que perciben, pero además con la gran oportunidad de medirse o ser compañeros de verdaderos cracks del futbol y si se disciplinan, llegar a ser como ellos o, por qué no decirlo, hasta superarlos, aunque, de nuevo posiblemente solo en sueños podríamos pensar eso, pero al menos esa debería ser la idea…