4.2°C / 39.5°F
C: 19.25 | V: 19.70

Embajadores, desfiguros y voluntarios

Por: Servando Pineda | 29 de junio, 2018 - 05:38 | Opinión |

Ob-Servando el Mundial

De repente todos vimos como al buen Diego se daba unos pases a profundidad como en sus mejores tiempos.

Un descompuesto Maradona dio el show en el palco presidencial de la FIFA en la noche en que Argentina salvó el pellejo al derrotar de último minuto a una Nigeria que luchó y luchó, pero bueno, contra el tiempo, los árbitros y Argentina poco se puede hacer.

Así que al buen Diego, famoso por muchas cosas, no todas ellas futbolísticas como sus problemas con las drogas, su célebre “Mano de Dios” y sus constantes escándalos por sus desfiguros debido a sus excesos nocturnos y que ahora los hace a plena luz del día, esta vez en San Petersburgo se le pasó la mano.

Pero sus desfiguros, todo indica, tendrán consecuencias.

Diego es parte de esa élite de jugadores que la corruptísima FIFA ha denominado

Embajadores, figuras importantes para la cultura futbolística de un país por las aportaciones que hicieron durante sus carreras. En México, Hugo Sánchez y el Brody Jorge Campos pertenecen a esta élite, que como todo, en realidad es un trabajo. Y en algunos casos muy, pero muy bien pagado.

Su trabajo es difundir información sobre el Mundial, e invitar a los aficionados de sus respectivas naciones y de todo el mundo a visitar las distintas ciudades en donde se realizarán los partidos, entre otras cosas. A los embajadores se les ha encomendado la misión de promover un estilo de vida sano, divulgar los lugares emblemáticos y los valores culturales de sus ciudades y, por supuesto, anunciar y promocionar el Mundial de 2018. Para ello, uno de los requisitos que deben cumplir es tener un comportamiento intachable. Lógico, son la cara bonita del futbol.

A cambio, algunos de ellos recibirán jugosos sueldos, otros no tanto, pero dependiendo de la figura de que se trate gozarán de otros privilegios.

Por ejemplo, Maradona, al que la FIFA lo considera algo así como un Dios dentro del futbol mundial goza del mejor trato y contrato de la multinacional que controla el torneo que congrega a las mejores selecciones del mundo.

Pero todo tiene un límite y la FIFA ya no aguantó más los desfiguros del excampeón mundial.

Así que sin que sea oficial, pero ya se sabe a estas alturas que el angelito de Maradona dejará de ganar algo así como 15 mil dólares que la FIFA le pagaba por aparecerse en su palco presidencial en cada partido del Mundial.

A Maradona no solo se le paga eso, sino que de acuerdo con versiones periodísticas como embajador FIFA gozaba del palco presidencial en cada partido para él y sus amigos. Además del sueldo, alimentación y hospedaje, como estrella que es, viaja con sus amigos en vuelos especiales a donde lo llaman para pasear su figura.

Bien, pues parece ser que todo eso se le acabó ya a Maradona, pues tiene ya a la FIFA hasta el copete con todos sus excesos. No olvidan aquella foto, donde fue pillado con tremendo habano Cohiba en pleno estadio y a su lado un anuncio casi del tamaño de una portería donde se anunciaba que estaba prohibido fumar.

Hoy parece ser que todo eso se le acabó.

Sin embargo, Maradona es Maradona y ya sabemos cómo tiene encantados a los fifos.

Pero de un tiempo hacia acá, se ha decidido nombrar a figuras locales del país sede como embajadores. Y los hay de todo, no solo futbolistas.

En esta ocasión para Rusia 2018 se han escogido desde  jugadores de la selección rusa de fútbol, hasta un ganador de la Stanley Cup en hockey sobre hielo, campeones olímpicos de atletismo, judo, gimnasia y biatlón; un famoso cantante de ópera y hasta ¡un astronauta!

Las ciudades albergan los partidos en el Mundial nombraron a figuras que están vinculadas con la región de algún modo para desempañar esta importante y preciada responsabilidad.

Así, el famoso jugador de hockey sobre hielo ruso Pavel Datsyuk es el rostro de Ekaterimburgo; la pareja de padre e hijo formada por Dmitri y Denis Cheryshev, que representan el pasado y el presente del fútbol ruso, están por la sede de Nizhni Nóvgorod. El cantante de ópera Vasily Gerello hace lo propio por San Petersburgo. Gerello, junto con la soprano Hibla Gerzmava, interpretaron la canción Podmoskovnye Vechera (“Noches de Moscú”) en la llamativa ceremonia del sorteo premundialista celebrado en julio de 2015 en San Petersburgo.

Pero sin duda, uno de los embajadores más inusuales lo es, el astronauta ruso Oleg Kononenko, representante de Samara, quien “ejerce su cargo”a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS).

La lista la completa la pertiguista Yelena Isinbayeva, ganadora de dos medallas de oro olímpicas, representante de Volgogrado. En total hay 19 embajadores de las ciudades rusas, quienes le dieron la vuelta al mundo para hablar a la gente de las sedes del campeonato. De todos estos embajadores, a diferencia de los consagrados exfutbolistas, éstos no reciben sueldo algo sino solo el pago de sus viáticos tanto internos como en el exterior.

De embajadores a voluntarios

Pero quien se lleva las palmas en este torneo mundial, son los llamados voluntarios, aquellos cuyo pago es el estar al lado de sus figuras ya sea como recogebolas, portando banderas, ayudando en los vestidores, en la logística, como traductores, como intérpretes y toda esa pléyade de voluntarios que se necesitan para hacer posible la fiesta del futbol.

Son 12, 500 los voluntarios que “trabajan” en este torneo y para ser seleccionados lo hicieron entre un alud de solicitudes que de acuerdo a la FIFA llegó a la astronómica cifra de 100 mil peticiones.

Todo por estas cerca de sus ídolos.

Porque hoy en día, sin duda, el futbol no solo es un balón y un gol…

Buen día y buena suerte.

Ob-Servando el Mundial

Por Pineda Jaimes