27.2°C / 80.9°F
C: 18.80 | V: 19.50

El doctor "Mich" logra regresar más que una sonrisa

Por: Eduardo Lara | 24 de mayo, 2018 - 16:00 | Revista |

Ciudad Juárez.- Hay daños en el cuerpo que no se pueden revertir únicamente con tratamiento o alguna cirugía estética, principalmente si éste es en el rostro, la pérdida de un ojo, nariz u otra parte que modifique nuestra cara provoca en cualquier persona un terror indescriptible, sin embargo, existen en Ciudad Juárez especialistas dedicados a devolver no sólo una parte esencial para un paciente, sino la confianza y aceptación hacia ellos mismos.

En realidad son pocos los especialistas en prótesis maxilofacial, se estima que toda la zona norte del país, hay alrededor de 15, de los cuales, sólo cuatro radican en el estado de Chihuahua y dos de ellos en Ciudad Juárez.

Desde hace poco más de ocho años, Michelle Gerardo Lang Salas funge en Ciudad Juárez como cirujano dentista, sin embargo, fue el interés por ayudar a las personas a recuperar su amor propio, lo que le motivó a especializarse en prótesis maxilofacial, y desde hace cuatro años es uno de los pocos especialistas en esta rama en todo el estado.

El doctor “Mich”, como comúnmente le conocen, nos comparte que su interés por esta rama médica inició durante su preparación en la licenciatura en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), lo que después lo llevó hasta la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en donde tras dos años logró su título de especialista.

Lang Salas nos comenta que adicionalmente se realiza una especialización extra en el tema de odontología oncológica para poder tratar a pacientes con cáncer.

“Se usa mucho material odontológico, pero se usan de manera que sean biocompatibles y no hagan daño al organismo, son protocolos establecidos y conforme avanza la tecnología, nos apoyamos también en la ingeniería biomédica”.

De acuerdo con estudios de la Universidad Veracruzana, el término Prótesis Buco Máxilo Facial describe el arte y la ciencia de restaurar una parte malformada o ausente de: la boca, los maxilares o el rostro.

Este tipo de especialistas son las personas responsables de ofrecer tratamiento protético idóneo a los pacientes con un defecto facial y eventualmente en el resto del cuerpo como resultado de la enfermedad, trauma, o anomalías del nacimiento.

La prótesis facial ofrece a los pacientes, una alternativa a la rehabilitación cuando la reconstrucción quirúrgica no lo puede lograr, según los casos, ésta puede ser provisional, es decir, cuando se confecciona para que el paciente la use durante el período de espera de la reparación quirúrgica, o definitiva.

“Muchas de las veces, generalmente por desgracia, los pacientes que atendemos son de escasos recursos y aquí entra la cuestión altruista, y más allá de que sea remunerada o no, para mí, la especialidad es un extra para ayudar a la comunidad y no lo veo para vivir de esto”.

“Mich”, nos comparte que toda prótesis tiene su grado de complejidad, sin embargo, son las llamadas combinadas, las que resultan más difíciles, ya que requieren de prótesis de palatina y facial, las cuales deben trabajar en conjunto para devolver estética y funcionalidad al paciente.

Realizar una prótesis ocular, puede llevar por ejemplo, de 12 a 15 horas de trabajo; las orbito-faciales pueden tomar hasta 10 horas de labor, por lo que depende del problema que tenga cada persona.

Lo más complicado es convencer al paciente de realizarse una prótesis, pues en ocasiones son llevados a la fuerza, sin embargo, el proceso lleva tiempo, pues incluso debe realizarse un tratamiento psicológico previo ya que la persona sufre un cambio radical.

“Es como despertar de un día a otro sin ojo o sin alguna parte de la cara, la prótesis generalmente es como un extra, es darle otra alternativa al paciente cuando la cirugía ya no es suficiente”.

Aunque, como su nombre lo indica, las prótesis maxilofaciales se enfocan en la cabeza y cuello, también se puede realizar de falanges, dedos de manos, mama, testículos, pies, dependiendo del problema que tenga el paciente y posteriormente se revisa si es viable o no.

Nuestro entrevistado nos comparte que han sido pocos los pacientes, pero algo que preocupa al gremio es el desconocimiento de que hay especialistas en la ciudad que pueden ayudar a pacientes con este problema, ya que incluso, los pacientes son referidos a otros estados.

El doctor Lang asegura que en los últimos cuatro años, ha ayudado a cerca de 15 personas a recuperar su confianza y aceptación a través de una prótesis, entre ellos, pacientes originarios de otras entidades como Durango y Coahuila.

Es importante mencionar que el que una persona esté consciente de padecer algún tipo de neoplasia, produce un impacto severo en sus expectativas de vida, ya que siente limitaciones psíquicas, sin mencionar su daño emocional al estar expuesto a la crítica.

Además, no se debe pasar por alto la afectación psicológica y socio-económica que genera este tipo de secuela en las personas que lo padecen y el compromiso moral de todo aquel que se relacione con la especialidad, para devolverlo a la sociedad.