35.2°C / 95.4°F
C: 18.15 | V: 18.70

Violencia ciudadana

Por: Alejandro Velasco | 15 de mayo, 2018 - 03:15 | Opinión |

Es obvio que los ciudadanos estamos hartos de la violencia e inseguridad que padecemos en nuestra comunidad, es por ello que muy seguido nos quejamos de que la autoridad que se debe encargar de brindarnos esa seguridad no hace lo necesario  para cumplir al 100% con esa encomienda y por supuesto no nos interesa a que instancia pertenezca tal obligación, es decir, municipal estatal o federal, lo que nos requerimos es que tengamos calles más tranquilas y poder caminar por ellas con la seguridad de que nada malo nos pasará, al menos en un buen porcentaje, ya que es imposible poder controlar completamente nuestro entorno, pero en la medida de lo posible que sea lo suficientemente aceptable para la mayoría.

Y es que los robos, y asaltos con y sin violencia se siguen presentando en Juárez, lo que a nadie tiene tranquilos y que decir de las ejecuciones, ajustes de cuentas o cualquier otro tipo de asesinato que ocurra, independientemente de lo que lo haya motivado, por ejemplo, si algún asesinato se deriva de la lucha interna por controlar la venta de alguna droga o por que la víctima resulta que tenía antecedentes penales, eso sale sobrando lo que perseguimos la mayoría, es vivir en un ambiente libre de violencia, y lo más seguro es que la gran mayoría coincida con esto, sin embargo en el actuar parece todo lo contrario, pues no es extraño enterarnos de cómo algunos automovilistas abusones que pretenden meterse en la línea de los puentes internacionales, simplemente llegan a los mencionados cruces y “sin tantita pena” como diaria Alejandro Fernández, le echan el vehículo encima al que va en su línea y la tomó desde el principio con todo lo que ello representa, es decir el tiempo, el calor, la desesperación y todo lo demás, como debe ser, para ahorrarse todo ese tiempo a costillas de los demás, pero lo más lamentable es que estas personas no conforme con molestar al conductor ordenado, todavía se burlan de él o ella y hasta han llegado a los golpes, mientras que la gente alrededor en lugar de tratar de calmar los ánimos es todo lo contrario, los alientan a enfrentarse a golpes como si de un espectáculo se tratara, mientras que el resto permanece indiferente; claro que no se espera que intervengan, pero con una llamada a la policía para que mande a algún oficial, con eso ayudarían y mucho a que este tipo de violencia no sea parte de lo normal en los cruces internacionales.

Por lo mismo no se puede entender de si por un lado exigimos a la autoridad que trabaje para bajar la violencia, por otro lado algunos ciudadanos la fomentan y en lugar de hacer algo para que no continúe, lo que hacen es sacar su teléfono celular para grabar el hecho, insisto como si fuera un hecho agradable que se debe dar a conocer.

También es de resaltar que en algunos casos esos conductores abusones de los puentes, no son mexicanos sino que vienen de El Paso Texas y mientras del lado americano no romperían la más insignificante de las leyes, acá si lo hacen y hasta con lujo de violencia y si alguna autoridad pretenden meterlos al orden, de inmediato lanzan insultos hacia México, por supuestamente maltratar al turismo, sin embargo ¿quién quiere un turismo que viene a hacer desorden y ni siquiera son tan esplendidos como algunos piensan? que vienen a dejar los cientos o miles de dólares, cuando la realidad es que piensan que con un dólar se pueden llevar medio Juárez y al darse cuenta que no es así se van despotricando contando su versión de lo que pasa en nuestra ciudad.

Por supuesto que también están los que efectivamente son buenos turistas o visitantes que de verdad vienen en buen plan a ahorrarse un dinero y pasársela bien en algún restaurante, bar o cine de nuestra localidad porque la verdad es que si se ahorran mucho dinero si vienen a los mencionados establecimientos de nuestra ciudad.

Así que esperamos que elevemos nuestra forma de comportarnos en las calles con el resto de la ciudadanía, a eso se le llama urbanidad y todos aspiramos a tener una buena convivencia, al menos esa es la idea…